Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo
Posibles crímenes de guerra cometidos en Ucrania

Ucrania. © AI

Blog

Crímenes de guerra: todo lo que debes saber sobre las violaciones a las leyes de la guerra

Por Víctor Hugo Calero, colaborador de Amnistía Internacional,

Hoy por hoy, las guerras siguen muy presentes en casi todas las regiones del mundo, causando muertes, desplazamientos y destrucción. Con decenas de conflictos armados activos en la actualidad es necesario conocer qué normas deben regirlos conforme al derecho internacional.

En este post respondemos a todas tus dudas sobre los crímenes de guerra, sus consecuencias y sanciones.

Raqqa en Siria, país donde se han cometido crímenes de guerra. © AI

¿Qué son las leyes de la guerra?

Las leyes de la guerra o el Derecho Internacional Humanitario (DIH), limitan la conducta de las partes en un conflicto armado para disminuir el sufrimiento humano y proteger a aquellas personas que no forman parte del conflicto.

Sujetar la guerra a reglas de carácter jurídico se remonta a concepciones humanitarias del siglo XIX. El primer hito en la codificación de un derecho humanitario sobre la guerra a nivel internacional lo constituye la Convención de Ginebra de 22 de agosto de 1864 "para el mejoramiento de la suerte de los militares heridos de los ejércitos en campaña", que supuso el acta de nacimiento de la Cruz Roja Internacional.

A partir de este precedente se sucedieron otros convenios que contribuyeron a la extensión y profundización del derecho humanitario bélico, si bien, el establecimiento de sanciones y penas frente a los incumplimientos de las leyes de la guerra se produce sólo a partir del Tribunal Internacional de Nuremberg (1945), que define como crímenes de guerra las graves violaciones a las normas y usos de la guerra. Los actos considerados como crímenes en un conflicto armado han ido evolucionando desde entonces hasta llegar a su codificación mas actual en el articulo 8 del Estatuto de Roma, en la que se define los crímenes de guerra como infracciones graves de los Convenios de Ginebra.

Foto aérea tomada el 29 de octubre de 2021 del incendio de 160 edificios destruidos por los bombardeos de las tropas militares de la Junta en Thantlang, en el estado de Chin, Myanmar. © STR/AFP vía Getty Images

Protección a la población civil

Uno de los objetivos fundamentales del Derecho Internacional Humanitario es la protección de la población civil, cuestión que aborda el IV Convenio de Ginebra de 1949. Este deber de protección significa que las partes en un conflicto armado deben distinguir en todo momento entre las personas que forman parte de las hostilidades y aquellas personas que, ya sea por estar heridas o ser civiles, no participan de forma activa en el conflicto. Según este principio, los civiles no pueden ser blanco de ataques deliberados, a pesar de que puedan haber bajas civiles en ataques proporcionales a objetivos militares.

Para que las partes enfrentadas cumplan con esta distinción, se deben tomar todas las precauciones previas a un ataque con el fin de garantizar que el objetivo militar no sea un objeto civil, como un hospital, y que el ataque no cause un daño desproporcionado a la población civil.

¿Qué actos constituyen crímenes de guerra conforme al Derecho Internacional?

El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional establece como crimen de guerra las violaciones graves a los Convenios de Ginebra de 1949, y otras violaciones graves de las leyes y usos aplicables en los conflictos armados, lo que comprende, entre otros, los siguientes actos:>

El homicidio intencional, la tortura, la deportación o el traslado ilegal o el confinamiento ilegal de personas, los ataques intencionados contra la población civil y contra bienes civiles que no constituyen objetivos militares o el asesinato de prisioneros de guerra.

Varias personas palestinas evalúan los daños causados por los ataques aéreos israelíes, en Beit Hanun, en el norte de la Franja de Gaza, el 14 de mayo de 2021. © Mahmedu Hams/AFP vía Getty Images

¿Quién puede juzgar los crímenes de guerra?

Como hemos explicado, el Derecho Internacional Humanitario establece las leyes de guerra, pero no especifica las penas para aquellas personas que incumplan sus normas. De juzgar a los responsables y establecer las penas se encargan en primer lugar los jueces del Estado donde se dio el crimen.

En caso de que no sea juzgado por los jueces nacionales, aplica el Derecho Internacional Penal de la mano de la Corte Penal Internacional (CPI). Este es el órgano encargado de juzgar los crímenes de guerra, y demás crímenes internacionales, donde tenga jurisdicción o en caso de que sea dispuesto por el Consejo de Seguridad de las ONU. Aparte de la CPI, cualquier Estado que ostente el principio de jurisdicción universal podría tener competencia para investigar y juzgar estos crímenes.

¿A quién se puede juzgar por crímenes de guerra?

En el Derecho Internacional Penal existe el principio de responsabilidad individual, que se encuentra en el artículo 25 del Estatuto de Roma, según el cual son responsables de este tipo de crímenes las personas y no los Estados.

Esta responsabilidad penal individual opera además con independencia del cargo ostentado por la persona presuntamente responsable, de tal manera que incluso jefes de Estado podrían ser llevados a juicio en caso de haber ordenado la comisión de estos crímenes. La primera condena dictada por la Corte Penal Internacional, en 2012, fue contra un líder de un grupo armado (Thomas Lubanga) que había reclutado y usado niños y niñas como soldados.

El cumplimiento de la orden de un superior no sirve como eximente de la responsabilidad del autor de un crímen de guerra.

Thomas Lubanga, acusado de crímenes de guerra

Thomas Lubanga Dyilo, antiguo señor de la guerra congoleño, en su juicio en la Corte Penal Internacional, La Haya, Países Bajos, 26 de enero de 2012. © APGraphicsBank

¿Pueden prescribir los crímenes de guerra?

Al ser un crimen de derecho internacional, los crímenes de guerra no prescriben, por lo que no existe un límite de tiempo para su investigación y juzgamiento.

Incluso si esos actos no constituyen una violación del derecho interno del Estado donde fueron cometidos, no prescriben jamás.

Fosas comunes en Irpin, Ucrania. © John Moore/Getty Images

Principales crímenes de guerra actuales

Etiopía

Ataques indiscriminados, violaciones masivas, ejecuciones y desplazamientos forzados. Estos son sólo algunos de los crímenes que se están produciendo en Etiopía, un país fracturado por una escalada de diversos conflictos armados que han atrapado a la población civil en medio de un complejo escenario.

Desde noviembre de 2020, el conflicto entre las fuerzas armadas etíopes y grupos armados de la región de Tigray ha estado marcado por crímenes de guerra cometidos por ambos bandos. Entre estos destacan los crímenes de guerra de violencia sexual, como consta en el informe de Amnistía Internacional "No sé si se dieron cuenta de que era una persona: Violaciones y otras formas de violencia sexual en el conflicto en Tigray, Etiopía” donde se evidencia cómo mujeres y niñas han sido sometidas a violaciones, esclavitud sexual y demás tipos de crímenes.

Mali

Con un conflicto armado no internacional en curso desde 2012, la población en Mali ha sufrido abusos de todo tipo por miembros tanto de los grupos armados como del ejército regular. Los crímenes de guerra alegados fueron investigados por una comisión especial de las Naciones Unidas que concluyó en un informe de 2020 que existían pruebas suficientes para constatar la comisión de crímenes de guerra, incluyendo ataques contra diferentes etnias, masacres de civiles, violaciones y violencia sexual.

Siria

La guerra en el país árabe ha generado diversas violaciones a los derechos humanos. En su último informe, la Comisión de Investigación sobre Siria de las Naciones Unidas destacó la campaña militar iniciada por las fuerzas progubernamentales en la que las tropas del gobierno sirio junto a las fuerzas aéreas rusas "lanzaron ataques aéreos y terrestres que diezmaron la infraestructura civil y despoblaron ciudades y pueblos", matando a cientos de mujeres, hombres y niños, dijeron los comisionados que informan al Consejo de Derechos Humanos. Adicionalmente, la Comisión afirmó que los bombardeos "generalizados e indiscriminados" por parte de las fuerzas progubernamentales provocaron desplazamientos masivos, y que el grupo terrorista Hayat Tahrir al-Sham había cometido bombardeos indiscriminados en zonas civiles densamente pobladas, "sembrando el terror" en las zonas controladas por el Gobierno.

Yemen

En el complejo contexto que se vive en Yemen, según una investigación ordenada por la ONU existen “motivos razonables” para creer que los grupos involucrados en el sangriento conflicto han cometido violaciones contra los derechos humanos, dentro de las que se encuentran crímenes de guerra.

El enviado especial para Yemen destacaba en un informe presentado al Consejo de Seguridad de la ONU el 14 de diciembre de 2021, el uso de artillería pesada y ataques aéreos por las partes en el conflicto, que tuvo como resultado un impacto preocupante sobre la población civil, con bajas civiles y miles de familias desplazadas desde la retirada de esas fuerzas. También señaló que la intensificación de los combates y el desplazamiento de los frentes ponía en peligro a los civiles y, en muchos casos, les obligaba a huir por segunda o incluso tercera vez.

Ucrania

El conflicto armado internacional más reciente no está exento de vulneraciones al Derecho internacional Humanitario. En los meses transcurridos desde el inicio de la guerra, se han podido evidenciar escenas atroces de civiles muertos y cuerpos en las calles.

Amnistía Internacional ha documentado ataques de las fuerzas rusas en Ucrania que podrían constituir crímenes de guerra, como ataques a hospitales y escuelas, ataques indiscriminados que han matado o causado heridas a civiles, o el uso de municiones de racimo prohibidas, en lugares como Jarkov u Ojtirka. También ha recabado evidencias de cómo las fuerzas ucranianas han puesto en peligro a la población civil al establecer bases y operar sistemas de armas en zonas habitadas por civiles, incluso en escuelas y hospitales, convirtiendo así bienes de carácter civil en objetivos militares, por ejemplo en las regiones del Dombás o Mykolaiv.

 

Contenidos relacionados