Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Australia

Información extraída de nuestro INFORME 2021/22

Se siguieron violando los derechos de los pueblos indígenas y de las personas refugiadas y solicitantes de asilo. Se propuso una nueva ley que amenazaba con afianzar la discriminación de la población LGBTI. Las respuestas del gobierno a la violencia de género, incluida la de tipo sexual, continuaron siendo inadecuadas. No se hizo rendir cuentas a nadie por los presuntos crímenes de guerra cometidos por las tropas australianas en Afganistán.

Información general

Durante la mayor parte del año continuaron aplicándose en las principales ciudades medidas de confinamiento para combatir la pandemia de COVID-19. Siguieron en vigor estrictas restricciones en las fronteras. En abril se paralizaron todas las llegadas de India debido al brote de la variante delta en ese país. Voces críticas calificaron esa medida del gobierno de racista y xenófoba, ya que no se prohibieron de forma igualmente radical las llegadas de otros destinos con brotes similares.

Derechos de los pueblos indígenas

El primer informe de actualización del gobierno sobre la aplicación del Acuerdo sobre el Plan Cerrar la Brecha, publicado en julio, reflejaba que aún no se había alcanzado el objetivo de reducir al menos en un 15% el índice de encarcelamiento de personas adultas aborígenes y naturales de las islas del Estrecho de Torres. Aunque el porcentaje de detención de menores indígenas había descendido ligeramente, el de la población adulta ascendió.

Se tuvo noticia de 26 muertes de indígenas bajo custodia entre julio de 2020 y junio de 2021, con lo que la cifra total ascendía, como mínimo, a 500 desde que la Real Comisión de Investigación sobre Muertes de Aborígenes Privados de Libertad publicara su informe final, en 1991. No se hizo rendir cuentas a nadie por esas muertes.

Derechos de la infancia

Australia siguió deteniendo a niños y niñas de tan sólo 10 años, aunque prosperaron algunas iniciativas para aumentar la edad mínima de responsabilidad penal. En octubre, el Territorio de la Capital Australiana se comprometió a incrementar hasta los 14 años la edad mínima de responsabilidad penal.

Derechos de las personas refugiadas y migrantes

Siguió tratándose con brutalidad a las personas refugiadas y solicitantes de asilo, lo que incluía su detención indefinida y arbitraria tanto en Australia como en Nauru y Papúa Nueva Guinea. Sin embargo, el gobierno anunció que la tramitación extraterritorial de solicitudes de protección internacional en Papúa Nueva Guinea acabaría al terminar el año. No se permitió a quienes llegaban por mar solicitar asilo en Australia. El número de personas refugiadas aceptadas para su reasentamiento descendió de 18.750 en 2020 a 13.750 en 2021.

En el contexto de la crisis de Myanmar, el gobierno se comprometió a prorrogar provisionalmente los visados de la población de ese país presente ya en Australia, pero no permitió su reagrupación familiar.

Impunidad

Se estableció una Oficina de Investigaciones Especiales para investigar las denuncias de crímenes de guerra cometidos por las fuerzas especiales australianas en Afganistán entre 2005 y 2016. Sin embargo, al concluir el año seguían sin emprenderse acciones contra ninguno de los 19 miembros de las fuerzas especiales australianas cuyos casos habían sido remitidos en 2020 por el inspector general de la Fuerza de Defensa de Australia para que fueran investigados.

Derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI)

Continuaron las agresiones contra las personas LGBTI. El gobierno anunció su intención de presentar una versión reformada del Proyecto de Ley sobre Libertad Religiosa, con disposiciones que permitirían a las escuelas religiosas despedir o negarse a contratar a docentes por su orientación sexual o identidad de género.

Violencia sexual y de género

En febrero, una exempleada del gobierno federal reveló que la habían violado en la sede del Parlamento en 2019. Aunque en el momento se informó al respecto a personas que ocupaban destacadas carteras ministeriales, no se tomaron medidas contra el presunto agresor, y sólo se presentaron cargos en su contra cuando las acusaciones se hicieron públicas. Al concluir el año, aún no se habían aplicado íntegramente las recomendaciones —incluidas reformas legislativas— formuladas en 2020 por la Comisión de Derechos Humanos de Australia tras su investigación sobre el acoso sexual en el trabajo.

Actuación deficiente contra la crisis climática

El gobierno siguió financiando proyectos de explotación de carbón y gas que a menudo violaban los derechos de los pueblos indígenas cuyas tierras se veían afectadas. Tampoco adoptó objetivos de reducción de las emisiones de carbono con arreglo a sus obligaciones en virtud del Acuerdo de París y del derecho internacional de los derechos humanos, y en su presupuesto para 2021-2022 dio prioridad al “gas como motor de la recuperación” sobre las energías renovables.

A continuación puedes ver contenidos relacionados con este país.

Australia
Jefa del Estado: Isabel II, representada por David Hurley
Jefe del gobierno: Scott Morrison

Noticias

Ver más noticias

Artículos

Análisis, opinión, historias personales y otros

Ver más artículos

Documentos

Ver más documentos