Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Se debe investigar el secuestro de activistas contrarios a Vedanta

Sana Sikaka, líder de la comunidad indígena Dongria Kondh, en Niyamgiri, Orissa, India, 2009 © Amnistía Internacional

Londres.- Amnistía Internacional pide a las autoridades indias que investiguen con carácter de urgencia el secuestro armado de dos dirigentes indígenas que se dirigían a hacer campaña contra el proyecto de mina de bauxita propuesto por una filial de la empresa Vedanta Resources, radicada en el Reino Unido, y la Orissa Mining Corporation.

Los dos activistas fueron secuestrados el 9 de agosto en la provincia de Orissa, en el este de la India. Uno de ellos, Sana Sikaka, fue “liberado” esa misma noche arrojándolo de una furgoneta, y ha denunciado que los hombres armados eran policías. Lado Sikaka, máximo dirigente de la comunidad indígena dongria kondh, continúa en poder de los hombres armados.

La policía provincial de Orissa ha guardado silencio en lo referente a quiénes fueron los responsables del secuestro, y no ha abierto investigación alguna pese a las peticiones de los activistas.

“Esta denuncia de detención arbitraria y secuestro de activistas debe ser investigada de manera inmediata y transparente”, ha afirmado Madhu Malhotra, directora adjunta del Programa Regional para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional. “La policía de  Orissa debe dar muestra de su buena fe asegurando la liberación de Lado Sikaka y localizando y deteniendo de inmediato a esos hombres armados.”

Sana Sikaka declaró hoy a medios de comunicación locales que él y un grupo de activistas fueron interceptados por 15 agentes armados vestidos de civil en las estribaciones del monte Niyamgiri, cuando partían en una furgoneta para viajar a Delhi, donde tenían previsto hacer campaña contra el proyecto de mina de bauxita. Los hombres armados confiscaron los teléfonos móviles de los activistas y su vehículo. A continuación detuvieron a Lado y Sana Sikaka y se los llevaron en dirección al distrito limítrofe de Rayagada, donde Sana sospecha que Lado está recluido.

La comunidad indígena dongria kondh es conocida por su activismo para proteger su montaña sagrada Niyamgiri de la mina de bauxita proyectada.

Amnistía Internacional insta a las autoridades indias a establecer un proceso para obtener el consentimiento libre, previo e informado de la comunidad dongria kondh antes de continuar con el proyecto minero propuesto en Niyamgiri. Esto debe incluir:

  • proporcionar a la comunidad dongria kondh información accesible y adecuada sobre el proyecto;
  • emprender, en consulta auténtica y abierta con la comunidad dongria kondh, una evaluación integral del impacto medioambiental y sobre los derechos humanos del proyecto y proporcionar garantías de procedimiento adecuadas para garantizar su participación en el proceso de evaluación y que se concede la importancia y el respeto debidos a sus conocimientos y perspectivas sobre la región de Niyamhiri Hills , y
  • respetar la decisión de la comunidad dongria kondh si no concede su consentimiento para el proyecto.

Para más información, véase:

Cómo puedes ayudar