Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Justicia para las víctimas de la violencia postelectoral sigue siendo una prioridad urgente

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, a su llegada a la Corte Penal Internacional © BART de MAAT / AFP / Getty Images

Hacer justicia a las víctimas de la violencia postelectoral de 2007-2008 sigue siendo una prioridad urgente, ha afirmado Amnistía Internacional tras la decisión anunciada hoy por la Fiscalía de la Corte Penal Internacional de retirar los cargos contra el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, por crímenes de lesa humanidad.

“Miles de personas murieron en los episodios de violencia postelectoral en Kenia y esta decisión pone crudamente de manifiesto la impunidad de que siguen disfrutando los autores de estos graves delitos. Las víctimas de estos crímenes siguen esperando que se haga justicia y se ponga fin a esta cuestión” ha dicho Muthoni Wanyeki, directora regional de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

“La retirada de los cargos no supone la justificación del presidente Uhuru Kenyatta, sino más bien una acusación contra el gobierno keniano y la Corte Penal Internacional,  ya que uno y otra siguen defraudando a las víctimas de la violencia postelectoral al privarlas de la justicia que legítimamente merecen.

“Ciertamente es una farsa que el gobierno de Kenia no haya garantizado justicia en el ámbito nacional.”

La puerta está abierta para que se vuelvan a presentar cargos contra Uhuru Kenyatta en una fecha posterior si se obtienen más pruebas. La Corte Penal Internacional también conserva sus competencias y Amnistía Internacional le pide que investigue a otras personas que podrían tener responsabilidad en los crímenes cometidos durante la violencia postelectoral.

“La fiscalía debe aprender de este proceso y de sus errores en materia de investigación”, ha dicho Muthoni Wanyeki.

Seis años después, las víctimas siguen clamando por que se haga justicia. Es lamentable la falta de cooperación de Kenia con la Fiscalía y la decisión de hoy no impedirá que las apoyemos en su persecución de esta meta”.

Amnistía Internacional publicó en julio de este año un informe titulado Crying for Justice – Victims’ perspectives on justice for the post-elections violence in Kenya. En él arremetía contra el gobierno por su continuada falta de acción para investigar debidamente los crímenes cometidos durante la violencia postelectoral de 2007-2008 y proporcionar justicia y reparación a las víctimas. La organización describe extensamente en este informe los demoledores efectos de la violencia en la vida y los medios de sustento de las víctimas.

La violencia se cobró la vida de más de 1.100 personas, dejó sin hogar a 660.000 y causó lesiones duraderas a varios miles más.

Cómo puedes ayudar