Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Italia ordena que se juzgue de nuevo a ex altos cargos de los servicios de inteligencia y confirma condenas por el secuestro de Abu Omar

Usama Mostafa Hassan Nasr (también conocido como Abu Homar). © APGraphicsBank

"Esta importante decisión es otro paso hacia la rendición de cuentas por violaciones cometidas durante las operaciones de entrega de Estados Unidos. Nos satisface especialmente que el Tribunal Superior haya decidido que se vuelva a juzgar a los agentes de los servicios de inteligencia italianos. El Tribunal Superior ha reconocido que no se pueden emplear las declaraciones genéricas de secreto de Estado para evitar que el gobierno rinda cuentas por violaciones de derechos humanos", declaró Julia Hall, experta de Amnistía Internacional en la lucha contra el terrorismo.


Amnistía Internacional ha acogido con satisfacción las condenas del Tribunal Supremo de Italia por el secuestro de Abu Omar dictadas contra 22 agentes de la CIA y un oficial del ejército estadounidense. El tribunal también ha decidido que cinco altos cargos de los servicios secretos italianos, cuyos casos habían sido desestimados, sean juzgados por el papel que desempeñaron en el secuestro.


La orden dictada por el Tribunal Supremo para que se vuelvan a celebrar los juicios transmite un importante mensaje en cuanto al uso y la interpretación de la prerrogativa del “secreto de Estado”. Amnistía Internacional sostiene desde hace mucho que un Gobierno no puede invocar el “secreto de Estado” para protegerse frente a una situación bochornosa y/o la rendición de cuentas por la comisión de violaciones de derechos humanos, incluida la complicidad en tortura y otros malos tratos. Las víctimas de estas violaciones de derechos humanos tienen derecho a un recurso efectivo, incluido el derecho a que se dé a conocer la verdad sobre las violaciones de derechos humanos sufridas y a que las autoridades la reconozcan públicamente. El conjunto de la sociedad también tiene derecho a saber la verdad sobre estas violaciones de derechos humanos.


El Gobierno italiano debe iniciar de inmediato una investigación independiente, imparcial, exhaustiva y efectiva sobre todos los aspectos de la participación de Italia en estas operaciones de la CIA. Un informe del Parlamento Europeo publicado en 2012 insta a todos los Estados miembros de la UE implicados a iniciar este proceso, conforme a su incuestionable obligación jurídica internacional de llevar a cabo investigaciones efectivas sobre las denuncias de tortura y otros malos tratos.