Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Hoy comienza un crucial debate sobre niños soldado en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas

España debe apoyar medidas y sanciones para los países que utilizan niños soldado

Los informes indican que el uso de niños y niñas como soldados sigue creciendo en todo el mundo

Madrid.- Entre 300.000 y 500.000 niños y niñas han continuado siendo utilizados como soldados, esclavos sexuales, trabajadores, porteadores o espías durante el año 2003, tanto en conflictos ya existentes como en otros recién declarados. Hoy martes se debatirá en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidades un informe sobre el uso de niños soldado en el mundo presentado en noviembre por el Secretario General de la ONU, Kofi Annan.

 

La Coalición para Acabar con la Utilización de Niños Soldados, de la que Amnistía Internacional es parte, ha hecho público un contrainforme, "El uso de Niños y Niñas como Soldados en el 2003", donde se detallan evidencias concretas sobre el reclutamiento y utilización de niños y niñas en numerosos conflictos en todo el mundo. Esta Coalición ha hecho un llamamiento al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que refuerce su exigencia de detener el reclutamiento y utilización de niños y niñas como soldados.

 

España debe apoyar medidas concretas de desmovilización y sanción La Sección Española de Amnistía Internacional entregó el pasado 5 de enero de 2004, víspera de los Reyes Magos, casi 100.000 cartas, recogidas a través de la web: www.actuaconamnistia.org en apenas dos meses, al presidente del Gobierno español. En estas cartas, los ciudadanos solicitaban a José María Aznar que promoviera y apoyara medidas concretas hacia los países que no presentan progresos en la lucha contra el uso de niños soldados.

 

Amnistía Internacional, además de entregar estas firmas, se ha reunido con el Gobierno español, como miembro actual del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, con unas peticiones concretas para implicar al Gobierno en el drama que padecen estos menores. El Gobierno ha respondido a nuestra organización expresando su interés por apoyar en el seno de Naciones Unidas medidas que supongan avances concretos para luchar contra este problema.

 

"Es el momento de pasar a la acción. 100.000 ciudadanos le han pedido al gobierno español que apoye medidas concretas contra el uso de niños soldado. Basta ya de palabras y de muestras de buena voluntad. Son necesarios hechos y avances de forma decidida para erradicar esta violación de los derechos humanos", afirma Esteban Beltrán, director de la Sección Española de Amnistía Internacional.

 

La organización confía en que finalmente se apruebe una resolución que suponga avances relevantes en este terreno y solicita al Gobierno español que vele por que las medidas que se aprueben sean aplicadas de manera rigurosa y sistemática, explicando de qué manera se asegurará que la nueva resolución sea un instrumento verdaderamente eficaz y no una mera declaración de intenciones sin consecuencias reales para los cientos de miles de niños soldados que existen en todo el mundo.

 

Contrainforme de La Coalición para Acabar con la Utilización de Niños Soldado

 

El informe "El uso de Niños y Niñas como Soldados en el 2003", pretende ayudar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a encontrar soluciones concretas durante su debate anual referido a la utilización de personas menores de 18 años en conflictos armados. La Coalición recoge testimonios e información de 18 países y situaciones diferentes en África, Asia, América Latina y Medio, en donde la problemática de los niños y niñas soldados es parte de un gran abanico de abusos a los derechos humanos durante y después del conflicto armado.

 

Recomendaciones de la Coalición a los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas:

  • Asegurar que la lista de países que reclutan y utilizan a niños y niñas como soldados sea actualizada anualmente.
  • Supervisar esta lista solicitando a los países y grupos que la formen que presenten en un plazo de 90 días un informe con las medidas que están implementado para acabar con este uso.
  • Designar un representante de la ONU para iniciar las conversaciones con estos países y para que los asista en el desarrollo de planes de acción destinados a acabar con esta práctica.
  • Verificar la implementación de estos planes, cuando sean puestos en práctica, tanto por Gobiernos como por los grupos armados.
  • Acabar con el flujo indiscriminado de armas, particularmente las ligeras, hacia aquellos países indicados como reclutadores y usuarios de niños y niñas como soldados.
  • Llevar adelante otras medidas para lograr que acabe esta práctica tales como la prohibición de viajes internacionales de los líderes de países o grupos que estén indicados por el reclutamiento y uso de personas menores de 18 años como soldados; el bloqueo de su asistencia a eventos y organizaciones Internacionales; detener la asistencia militar a esos Gobiernos y grupos; y restringir el flujo de recursos financieros.