Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional analiza los Programas Electorales

Decepción por la falta de compromiso de los partidos políticos con los derechos humanos

Madrid.- Ante el inicio oficial de la campaña electoral esta noche y una vez estudiados la mayoría de los programas electorales de los partidos políticos que se presentan a las Elecciones Generales del 14 de marzo próximo, la Sección Española de Amnistía Internacional manifiesta su decepción por la falta de compromiso de los partidos políticos con la promoción y defensa de los derechos humanos dentro y fuera de nuestras fronteras. Esta es la principal conclusión del informe que hoy presenta Amnistía Internacional: España, “Los programas electorales: una decepcionante falta de compromiso con los derechos humanos”.

“Los programas electorales analizados contienen referencias a los derechos humanos, pero a la hora de concretar los compromisos, las propuestas resultan vagas y vacías de contenido. Resulta decepcionante que los partidos políticos no recuerden, cuando elaboran sus programas electorales, que España tiene una serie de compromisos internacionales en materia de derechos humanos, según los cuáles debería orientarse la actuación del futuro Gobierno y oposición en política exterior e interior”, afirma Eva Suárez-Llanos, responsable de Campañas de la organización.

Las ausencias más significativas

“Aunque parezca increíble, los compromisos internacionales adquiridos por nuestro país con la ratificación de instrumentos de derechos humanos y las recomendaciones hechas a España por organismos internacionales como el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura o el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer no son tomadas por los partidos políticos como la base para desarrollar una política, exterior e interior, basada en el respeto a los derechos humanos” contínua Eva Suárez-Llanos.

En materia de política exterior, más allá de las declaraciones genéricas, los partidos políticos olvidan que España tiene un importante papel que jugar para promocionar y defender los derechos humanos en el exterior, tanto en sus relaciones bilaterales como cuando forma parte de organismos como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas – como hará España a lo largo de este año 2004– o en su calidad de miembro de la Unión Europea.

Es preocupante que después de que los grupos parlamentarios mostraran su compromiso el pasado 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, con el impulso a un Tratado Internacional para 2006 que imponga controles estrictos y armonizados al comercio internacional de armas , sólo uno de los programas electorales analizados menciona expresamente este compromiso.

En política interior, las ausencias en materia de derechos humanos, hipotecan el futuro de nuestro país en diferentes asuntos. La educación en derechos humanos en las escuelas y universidades, el reconocimiento explícito de los derechos fundamentales para todos los inmigrantes independientemente de su situación administrativa, la lucha contra el racismo o las medidas para afrontar las preocupaciones y recomendaciones de organismos internacionales hechas a España sobre torturas y malos tratos por parte de fuerzas de seguridad y sobre violencia contra la mujer, están ausentes o no se reflejan en medidas concretas en las propuestas de los partidos políticos.

Además, sólo dos de los programas analizados mencionan a las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo, y sólo en uno de ellos se especifican algunas medidas concretas para garantizar su reconocimiento y reparación.

A pesar de esto, es positivo el hecho de que, respondiendo a una preocupación cada vez más presente en la sociedad española, todos los partidos políticos incluyan algunas medidas para afrontar la violencia de género que cada año supone que cerca de cien mujeres mueran en España. Sin embargo su contenido varía notablemente según los casos. También es positivo que buena parte de los programas analizados incluyan referencias a las víctimas del “terrorismo”, así como a las víctimas de malos tratos en el ámbito familiar o el hecho de que diferentes partidos asuman un Plan Global o Nacional en materia de derechos humanos dentro de sus propuestas electorales.

Llamamiento de Amnistía Internacional a los partidos políticos:

•  Revisión del contenido de sus programas electorales para incluir contenidos y propuestas concretas sobre derechos humanos basadas en los compromisos internacionales adquiridos por España e incluyendo de forma expresa la puesta en práctica de la recomendaciones de organismos internacionales en esta materia.

•  Compromiso durante la campaña electoral a que los derechos humanos sean el eje de la política exterior española en la práctica, con medidas concretas para la promoción y protección de los derechos humanos en el resto del mundo.

•  Compromiso durante la campaña electoral a abordar los problemas de la violencia contra las mujeres, el racismo y los malos tratos y torturas en España a partir de la puesta en práctica de las recomendaciones internacionales en estas materias.

•  Desde el gobierno o desde la oposición, asegurar que los derechos humanos ocupan un lugar predominante en la agenda política.

Información General

La Sección española de Amnistía Internacional elaboró en noviembre pasado un documento con propuestas y recomendaciones para que los partidos políticos incluyeran en sus programas electorales compromisos con la promoción y defensa de los derechos humanos, dentro y fuera de nuestras fronteras. El informe que hoy se presenta confirma la falta de compromiso de los partidos políticos con las recomendaciones ahí expresadas.

Además Amnistía Internacional tiene en marcha una ciberacción a través de su web oficial (www.es.amnesty.org ) de envío masivo de correos electrónicos a los partidos políticos para que tomen en cuenta cuestiones de derechos humanos en sus propuestas electorales.

Durante este período de tiempo, también se han mantenido reuniones con líderes políticos para buscar compromisos sobre derechos humanos en las políticas que se impulsen desde el Gobierno y la oposición.

Por último, Amnistía Internacional participa en una campaña conjunta con Greenpeace e Intermón Oxfam de cara a los partidos políticos a través de una manifiesto público “para lograr por un país comprometido con los derechos humanos, la lucha contra la pobreza y el respeto al medio ambiente”.