Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional pide al nuevo presidente que mejore la situación de derechos humanos

Londres.- En una carta remitida al nuevo presidente de Ucrania, Viktor Yushchenko, Amnistía Internacional le pide que haga pleno uso de su primer mandato como presidente para tomar medidas concretas destinadas a mejorar la situación de los derechos humanos en Ucrania.

 

“El nuevo gobierno tiene la oportunidad de mejorar notablemente la protección de los derechos humanos en Ucrania, entre otras cosas poniendo en consonancia la legislación pertinente con la Constitución del país y con las normas y tratados internacionales de derechos humanos” ha señalado Irene Khan, secretaria general de la organización.

 

 

Amnistía Internacional ha pedido al nuevo gobierno que tome medidas concretas para resolver los problemas más acuciantes en materia de derechos humanos a los que se enfrenta Ucrania actualmente:

 

 

La tortura y los malos tratos bajo custodia policial

Toda persona detenida por la policía corre peligro de ser torturada, y las condiciones imperantes en los centros de reclusión preventiva han sido calificadas de “intolerables” por el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o Degradantes (CPT). En los últimos meses, Amnistía Internacional ha documentado casos de tortura y malos tratos bajo custodia de la policía. La organización solicita al nuevo gobierno que tome medidas para establecer un organismo independiente con el cometido de vigilar los lugares de detención y garantizar que los detenidos son cumplidamente informados de sus derechos y tienen acceso a reconocimientos médicos.

 

Las restricciones a la libertad de expresión y de reunión

Ucrania tiene un pésimo historial en lo que concierne a la libertad de expresión, y el nuevo gobierno debe dar garantías de que no se somete a controles y procesos judiciales innecesarios a periodistas y directores de medios informativos independientes. La organización ha pedido también que se lleve a cabo una investigación imparcial sobre la “desaparición” del periodista de investigación Georgiy Gongadze en el año 2000.

 

A lo largo del periodo electoral, Amnistía Internacional hizo públicos casos de detención arbitraria de activistas de la oposición; el nuevo gobierno debe esforzarse en garantizar que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no detienen ni hostigan a las personas por la expresión pacífica de sus ideas.

 

La violencia contra las mujeres

Amnistía Internacional ha solicitado que se reforme la ley sobre violencia doméstica para que los derechos de las mujeres estén mejor protegidos. Además, considera que el nuevo gobierno debe abordar el problema de la trata de seres humanos y garantizar que los jueces tienen formación en esta materia y que se dota de recursos y formación a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. Igualmente, deben procurarse medidas eficaces sobre protección de testigos a las mujeres y niñas que deseen declarar.

 

Los refugiados

En junio de 2004, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa recomendó a Ucrania que respetara los principios fundamentales del derecho internacional relativos a la protección de los refugiados y solicitantes de asilo. Amnistía Internacional ha pedido al nuevo gobierno que mejore el cumplimiento de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados y reforme la legislación interna sobre solicitantes de asilo.

 

La justicia internacional

Amnistía Internacional ha pedido a Ucrania que ratifique el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional para garantizar el fin de la impunidad por los delitos tipificados en el derecho internacional.

 

Información complementaria

Viktor Yushchenko fue elegido tercer presidente de Ucrania el 26 de diciembre tras una agitada campaña electoral. La primera vuelta de las elecciones presidenciales en Ucrania se celebró el 31 de octubre y dio como vencedor por un estrecho margen al candidato de la oposición Viktor Yushchenko. Según la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), la campaña electoral se caracterizó por la abrumadora falta de imparcialidad con que informaron los medios de comunicación para favorecer al candidato gubernamental, Viktor Yanukovych. Se recibieron informes sobre electores a los que se presionó para que votaran a determinados candidatos y sobre irregularidades en los colegios electorales. Las autoridades no tomaron medidas para poner remedio a esta situación entre una y otra vuelta, y la Misión Internacional de Observación de las Elecciones informó de que “las autoridades ejecutivas del Estado y la Comisión Electoral Central mostraron falta de voluntad para llevar a cabo un auténtico proceso electoral democrático”. Viktor Yanukovych fue declarado vencedor en la segunda vuelta. Después de diez días de manifestaciones y contramanifestaciones convocadas por los seguidores de ambos candidatos, el Tribunal Supremo declaró nulas las elecciones y ordenó su repetición. Finalmente, Viktor Yushchenko resultó vencedor.