Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional condena los homicidios de palestinos perpetrados por un colono israelí y pide medidas urgentes para poner fin a la impunidad de los colonos

Ayer por la tarde, un colono israelí mató a tiros a cuatro palestinos e hirió a otros dos cuando regresaban a casa después de trabajo en una fábrica del asentamiento israelí de Shilo, en Cisjordania. 

 

El colono, conductor del asentamiento israelí de Shvut Rahel, transportaba a los palestinos que trabajan en la fábrica del asentamiento de Shilo a los pueblos palestinos de los alrededores. Mató a tres de los trabajadores palestinos a la entrada del asentamiento y volvió luego a la zona industrial, donde disparó contra otros, matando a uno e hiriendo a dos más.

 

Hay informes contradictorios sobre si disparó con el arma de un guardia de seguridad del asentamiento o con la suya propia. 

 

Este es el segundo caso de disparos mortales de un colono israelí que se produce en sólo unas semanas. El 4 de agosto, un colono del asentamiento cisjordano de Tapuah mató a tiros a cuatro ciudadanos palestinos de Israel en un autobús en la localidad de Shfaram, en norte de Israel. Era activista del movimiento prohibido Kach, que pide la expulsión de los palestinos de Israel y los Territorios Ocupados.

 

Estos homicidios deliberados son continuidad de un aumento de los ataques de colonos israelíes contra palestinos y bienes palestinos que se ha producido a lo largo del último año y medio. Miembros de los servicios de seguridad e inteligencia israelíes llevan meses advirtiendo del riesgo de que se produzcan ataques de colonos israelíes contra palestinos con objeto de obstaculizar la retirada israelí de la Franja de Gaza. 

 

Sin embargo, se sigue permitiendo a los colonos israelíes de los Territorios Ocupados llevar armas, y las autoridades israelíes no han tomado medidas concretas para impedir el hostigamiento diario y los ataques que sufren los palestinos y sus bienes en toda Cisjordania a manos de colonos israelíes.

 

La continua falta de medidas de las autoridades israelíes para impedir los ataques de colonos israelíes contra palestinos en los Territorios Ocupados y para investigar tales ataques y poner a sus autores a disposición judicial ha creado una atmósfera de impunidad, que fomenta la comisión de nuevos ataques. 

 

Amnistía Internacional reitera su llamamiento a las autoridades israelíes para que tomen con urgencia medias concretas y efectivas para impedir los ataques de colonos israelíes contra palestinos y realicen con prontitud investigaciones independientes sobre cada uno de ello para poner a disposición judicial a sus autores.