Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Rania Alabbasi, desaparecida por agentes del gobierno junto con su familia

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 6.441 firmantes

Petición antes del cierre

Rania Alabbasi es una dentista de éxito en Damasco y madre de cinco niñas y un niño. En 2013 unos agentes del gobierno sirio se la llevaron con sus hijos. Nadie sabe dónde están.

Esta acción ha finalizado (10 de febrero de 2016)

Damos las gracias a las más de 6.400 personas que se han sumado a Amnistía Internacional para solicitar a las autoridades sirias la libertad de Rania, o en su defecto que se le someta a un juicio justo, y la liberación inmediata de sus 5 hijas y un hijo, así como poner fin a las desapariciones forzadas.

Desgraciadamente no hemos recibido información positiva sobre Rania y su familia. Amnistía Internacional seguirá trabajando sobre el caso.

Petición antes del cierre

En 2013, unos agentes del gobierno detuvieron a Rania Alabbasi y a su familia en Siria. No se dio ninguna razón, y no se ha sabido nada de ninguno de ellos desde entonces.

Rania Alabbasi es una dentista de éxito en Damasco y madre de cinco hijas y un hijo de entre 3 y 15 años: Dima, Entisar, Najah, Alaa, Ahmad y Layan. El 9 de marzo de 2013 unos agentes del gobierno sirio llegaron a su casa y se llevaron a su esposo. Dos días después, volvieron a por ella y sus hijos. No se ha vuelto a saber nada de ellos desde entonces.

Las autoridades sirias se niegan a dar a la familia de Rania ninguna información sobre lo ocurrido o sobre dónde están ahora. Su hermana Naila sólo puede especular sobre las razones de la detención. “No pertenecía a ningún partido de la oposición ni iba a manifestaciones. Siempre estaba allí para ayudar a los demás."

Con la intensificación de la crisis de Siria, la brutalidad ha aumentado enormemente en todo el país. Miles de personas están en paradero desconocido tras haber sido detenidas por las fuerzas estatales o capturadas por grupos armados. La tortura bajo custodia abunda y se cree que miles de personas han muerto como consecuencia de ella.

El gobierno sirio debe poner en libertad Rania o acusarla y someterla a un juicio justo, debe liberar inmediatamente a sus hijos y poner fin a las desapariciones forzadas.