Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Sierra Leona: niñas embarazadas excluidas de la escuela

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 21.286 firmantes

La percepción generalizada de organizaciones locales es que las niñas pueden no haberse presentado a los exámenes por miedo a ser expulsadas tras el anuncio del pasado 1 de abril del Ministro de Educación de Sierra Leona que hizo público un comunicado informando que las niñas podían volver al colegio después del nacimiento de sus hijos/as, pero no durante el embarazo por el mal ejemplo que supondrían [para otras niñas]. Estas declaraciones fueron cubiertas ampliamente por radio y periódicos del país, y pueden haber contribuido a que estas niñas no se hayan presentado. Seguiremos monitoreando la situación e intentando que los derechos humanos de estas niñas se respeten. Gracias a las más de 21.000 personas que han participado.

Petición antes del cierre

Tras ocho meses cerradas a consecuencia del brote de ébola que ha supuesto más de 3.700 muertes, ha llegado el momento de reabrir las escuelas y llevar a cabo el Examen del Certificado de Enseñanza Básica, imprescindible para poder acceder a la enseñanza superior. Sin embargo, el gobierno quiere aplicar una política que prohibiría a las niñas embarazadas presentarse a este examen.

Esta política retrógrada castiga y discrimina a las niñas en razón de su sexo, viola su derecho a la educación y provoca una mayor estigmatización.

En 2013, según datos oficiales, el 28 por ciento de las adolescentes de 15 a 19 años tenían hijos o estaban embarazadas. Además, desde que se desató la crisis del ébola, según informes y noticias de los medios de comunicación, ha aumentado la violencia sexual y la presión sobre las niñas para mantener relaciones sexuales a cambio de bienes o dinero, dada la situación económica desesperada.

El sistema de salud, que ya tenía dificultades para prestar los servicios esenciales, se vio completamente desbordado por la crisis del ébola. La mayoría de las clínicas, centros de salud y farmacias han permanecido cerradas. El acceso a información y servicios sobre salud sexual y reproductiva y la atención sanitaria a víctimas de violación, incluidos anticonceptivos de emergencia para impedir el embarazo se han visto gravemente restringidos.

Pide al presidente de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, que garantice los derechos humanos de las niñas.