Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Líderes de Europa: El miedo no es el camino

Migrantes esperan en la borda a desembarcar
Migrantes esperan a desembarcar del MV Aquarius en Sicilia. Enero 2018 © REUTERS

Los líderes de la Unión Europea han optado por el miedo al aprobar unos planes sobre migración peligrosos y desacertados para los derechos humanos.

Las conclusiones del Consejo Europeo que tuvo lugar los días 28 y 29 de junio preveen las alarmantes propuestas de recluir a las personas que consiguen llegar a las costas de Europa en centros “controlados”.

El endeble eufemismo de los centro "controlados" no puede ni debe nublar nuestra sensibilidad ante el hecho de que los líderes de la UE avanzan en dirección a una política de detención de las personas que llegan a Europa en busca de seguridad.

El acuerdo también prevé “plataformas regionales de desembarco” fuera de Europa para desembarcar a las personas rescatadas en el mar, ignorando las atroces violaciones de derechos humanos que las personas refugiadas y migrantes sufren en Libia.

La Cumbre era una oportunidad para reparar un sistema europeo de asilo que no funciona y crear políticas basadas en la justicia, la eficacia y la solidaridad. En cambio, los líderes de la UE han optado por complacer a gobiernos xenófobos empeñados en mantener cerrada Europa y desplazar aún más la responsabilidad a países no pertenecientes a la UE.

Tras el cierre de puertos de Malta e Italia a las embarcaciones de rescate de las ONG, que deja a las personas refugiadas y migrantes a la deriva durante días, resulta más apremiante que nunca la necesidad de planes de desembarco previsibles, de la reforma del Sistema Europeo Común de Asilo y de rutas seguras y legales que brinden alternativas a las personas que se embarcan en travesías peligrosas.

Necesitamos un nuevo sistema justo y eficiente basado en un sistema obligatorio de cuotas en la distribución de las personas solicitantes de asilo entre todos los países de la Unión Europea.

Pide al presidente del Consejo Europeo Donald Tusk y a la vicepresidenta del Gobierno de España Carmen Calvo, que lo impulsen.

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 25.000
21.114 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre al presidente del Consejo Europeo y a la vicepresidenta del Gobierno de España.

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y correo electrónico.

Estimado Sr. Donald Tusk,
Estimada Sra. Carmen Calvo:

Les escribo para expresarles mi gran preocupación por las conclusiones del Consejo Europeo que tuvo lugar los días 28 y 29 de junio, las cuales podrían ser gravemente perjudiciales para hombres, mujeres, niños y niñas en situación de vulnerabilidad.

Cerrar los puertos y dejar a personas en el mar de forma innecesaria es cruel e inhumano, a la vez que supone un riesgo para su seguridad. Los líderes europeos no pueden mirar hacia otro lado mientras personas desesperadas buscan un lugar seguro para desembarcar. Además, esto deja menos barcos disponibles para asistir a nuevas embarcaciones en riesgo, con consecuencias potencialmente fatales para cientos de personas.

Para preservar el sistema de búsqueda y rescate y el imperativo de salvar vidas en el mar, los Estados marítimos necesitan que todos los países europeos compartan responsabilidades a la hora de recibir a las personas solicitantes de asilo una vez desembarquen y acepten así su cuota obligatoria.

Las actuales normas de Dublín ponen una responsabilidad desproporcionada e injusta sobre unos pocos países en lo que a tramitar solicitudes de asilo se refiere. La reunión del Consejo Europeo que se celebró en junio presentaba una oportunidad histórica para reformar el sistema.

Les insto a mostrar liderazgo y a trabajar juntos con los otros líderes europeos para:

• Salvar vidas en el mar y mantener los puertos abiertos.
• Reformar el sistema de asilo común europeo estableciendo un mecanismo obligatorio de reparto de cuotas para acoger a personas refugiadas de manera justa y equitativa entre todos los países de la UE, de forma que los Estados miembros cumplan con sus obligaciones internacionales de protección aceptando una responsabilidad compartida, y faciliten, entre otros aspectos, la reunificación familiar.

Atentamente,

Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:
Completa el siguiente formulario:
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad