Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Ayúdanos a poner fin a la violencia en Myanmar ya

Rohingyas huyendo de Myanmar a Bangladesh

En poco más de un mes, más de 500.000 rohingyas han huido de Myanmar a la vecina Bangladesh. Se están recibiendo incontables denuncias de homicidios perpetrados por las fuerzas de seguridad de Myanmar y las imágenes captadas por satélite indican que pueblos enteros han sido incendiados.

Muchas más personas están arriesgando sus vidas intentando escapar en barcos de pesca desde Myanmar hasta Bangladesh; algunas de ellas están heridas de gravedad, y viajan con niños y niñas.

Todas las personas refugiadas confirman que los ataques están siendo perpetrados por las fuerzas de seguridad de Myanmar.

También se cree que miles de personas —en su mayoría rohingyas— están atrapadas en las montañas del estado septentrional de Rajine. Se les está negando ayuda básica, ya que no se permite a las ONG y a las organizaciones humanitarias acceder a la zona.

No es la primera vez que las fuerzas de seguridad de Myanmar cometen abusos contra las personas rohingyas: el año pasado torturaron, violaron, detuvieron e hicieron desaparecer a muchas de ellas, y destruyeron sus viviendas y bienes.

No dejaremos al ejército y a las fuerzas de seguridad de Myanmar llevar a cabo esta despiadada campaña de violencia contra el pueblo rohingya. 

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 20.000
16.595 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre a las autoridades de Myanamar.

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y país.

Senior General Min Aung Hlaing
Commander in Chief of the Myanmar Army
Ministerio de Defensa de Myanmar

Estimado General:

Le escribo con preocupación por la situación de cientos de miles de personas rohingyas debido a la crisis humanitaria que se ha desatado en el estado de Rajine tras los ataques lanzados el 25 de agosto por un grupo armado rohingya y la posterior campaña de violencia emprendida por el ejército contra esta comunidad. La mayoría de estas personas habría huido a Bangladesh, otras se habrían desplazado internamente, y también preocupa la situación de las personas atrapadas en las montañas de Rajine a las que no llega la ayuda básica porque no se permite a las ONG y a las organizaciones humanitarias acceder a la zona.

Dado que en octubre de 2016, Amnistía Internacional ya documentó una amplia gama de violaciones de los derechos humanos contra esta minoría étnica, tales como homicidios ilegítimos, detenciones arbitrarias, violaciones y agresiones sexuales a mujeres y niñas y el incendio de más de 1.200 edificios, incluidos escuelas y mezquitas, y consideró que podían constituir crímenes de lesa humanidad, le solicito que:

- ponga fin de inmediato a la campaña de violencia y abusos contra los derechos humanos;
- permita el acceso libre y sin trabas de personal humanitario, la ONU, periodistas independientes y observadores de la situación de los derechos humanos al estado de Rajine y garantice su seguridad.

Atentamente,

Es la primera vez que actúo
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad