Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Marruecos: Condenados por denunciar tortura

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 34.190 firmantes

Petición antes del cierre

Una mujer y un hombre están falsamente acusados de difamación. Son en realidad presos de conciencia. ¡Actúa!

Esta acción ha finalizado (19 de junio de 2015)

Muchas gracias a las más de 34.000 personas que han apoyado con su firma la petición de Amnistía Internacional para pedir la libertad incondicional e inmediata para los activistas de derechos humanos Wafae Charaf y Oussama Housne. Los dos han sido acusados de difamación en Marruecos simplemente por haberse atrevido a denunciar su secuestro y tortura, lo cual es un claro aviso de las autoridades marroquíes a toda persona que haya sufrido tortura y otros malos tratos para que guarde silencio.

En Amnistía Internacional seguimos trabajando para que activistas como ellos y tantos otros en todo el mundo puedan alzar su voz sin correr el riesgo de ir a prisión.

Petición antes del cierre

Lamentablemente el 10 de marzo se confirmó la sentencia condenatoria contra Oussama Housne. Seguimos necesitando pedir a las autoridades de Marruecos que le liberen a él y a Wafae porque no han cometido ningún delito. 

Cuando Wafae Charaf y Oussama Housne se atrevieron a denunciar su secuestro y tortura fueron condenados a dos y tres años de prisión respectivamente por informar falsamente de un delito y por difamación a la policía, a pesar de que ninguno de los dos la acusaba. Son presos de conciencia y deben ser liberados de inmediato.

Wafae Charaf, de 26 años, activista política y miembro de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), denunció haber sido secuestrada y torturada por unos desconocidos durante varias horas tras asistir a una manifestación en abril de 2014. Dijo que los hombres la habían golpeado y amenazado con más violencia si no ponía fin a su activismo.

Oussama Housne, de 22 años, miembro también de la AMDH, denunció haber sido secuestrado y torturado por unos desconocidos cuando participaba en una manifestación en mayo de 2014. Dijo que los hombres lo habían quemado con una barra de metal caliente y lo habían violado con los dedos.

Las sentencias condenatorias contra los activistas Wafae Charaf y Oussama Housne son un aviso claro a toda persona que haya sufrido tortura y otros malos tratos para que guarde silencio.

Ayúdanos a evitar con tu firma que esto ocurra y pide la liberación para estos dos activistas.