Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Malawi: El infierno de tener albinismo

Dos niños albinos con su madre
Mercy y Daniel Pangain © LAWILINK/Amnesty International
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 80.473 firmantes

Gracias a todas las personas que habéis firmado esta acción para que las personas albinas en Malawi sean consideradoas seres humanos y puedan vivir sin miedo a ser asesinadas para traficar con partes de su cuerpo.

Desde que se abrió esta acción , las cosas han mejorado: ha habido algunos avances en la investigación de alguno de los asesinatos, se ha reformado el código penal, el gobierno se ha posicionado públicamente en contra de los asesinatos y la policía ha estado llevando a cabo algunas actividades de sensibilización en los distritos en los que se han dado secuestros u homicidios.

Amnistía Internacional sigue trabajando para documentar y denunciar las violaciones de derechos humanos que puedan seguir sufriendo las personas albinas en Malawi por el hecho de serlo.

¡Gracias por haberlo hecho posible!

Petición antes del cierre

¡Algunas cosas están cambiando en Malawi! Se han endurecido las leyes que persiguen los ataques contra las personas con albinismo, como por ejemplo el Código Penal. No obstante, las personas albinas siguen en constante peligro. En 2017 hemos visto un repunte de asesinatos y crímenes contra personas con albinismo. En enero asesinaron a un chico de 18 años y en febrero a una mujer de 31. Al menos otras cuatro personas han sobrevivido a ataques en la primera mitad de 2017, el más joven un niño de dos años al que intentaron secuestrar cuando estaba durmiendo con su madre.

Sus casos no son aislados. Miles de personas con albinismo y sus familias viven con miedo en Malawi, y el terror afecta a menores y adultos. En este país existe el mito de que sus huesos o ciertas partes de sus organismos atraen la riqueza, por lo que existe un comercio con las partes de sus cuerpo para hacer brujería.

En Malawi al menos 20 personas con albinismo han sido asesinadas desde noviembre 2014 y desde esta fecha hasta junio de 2017 se han cometido al menos 117 delitos contra personas con albinismo, incluidos intentos de secuestro y allanamientos de tumbas en busca de huesos. Ante este aumento de los ataques, las familias han sacado a sus hijos de la escuela por temor a que les pase algo.

Gracias al trabajo de las organizaciones locales, y de campañas internacionales como la de Amnistía Internacional, ha habido durante 2016 algunos avances en la investigación de alguno de los asesinatos. Políticamente también ha habido posicionamientos públicos en contra de los ataques contra personas con albinismo: Además el propio Presidente de Malawi Arthur Peter Mutharika condenó públicamente los asesinatos y la policía ha estado llevando a cabo algunas actividades de sensibilización en los distritos en los que se han dado secuestros u homicidios.

Pide a las autoridades de Malawi que investiguen todas las muertes de personas albinas,  que se juzgue a los responsables ante la justicia en juicios justos y que protejan a las personas albinas.