Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

¡LIBERTAD PARA MI ESPOSO, RAMY SHAATH!

Retrato de Ramy Shaath y Céline Lebrun-Shaath
Ramy Shaath y Céline Lebrun-Shaath © Ahmad Belal

El 5 de julio de 2019, en plena noche, unos hombres enmascarados y fuertemente armados entraron en el apartamento donde yo vivía con mi esposo Ramy Shaath, defensor de los derechos humanos egipcio-palestino. Sin orden judicial y sin dar explicaciones, se llevaron a Ramy delante de mí y me dieron 10 minutos para hacer una maleta antes de ser expulsada de Egipto.

Hace años que las autoridades egipcias someten a hostigamiento a Ramy debido a sus actividades políticas. Recluido en espera de juicio desde julio 2019, está detenido en condiciones inhumanas, como el resto de las personas detenidas (10 a 18 presos deben compartir 25m²). Además, no se están tomando medidas adecuadas para prevenir la propagación de la COVID-19 en el centro de detención.

Desde mi expulsión ilegal de Egipto el 5 de julio de 2019, sólo se me ha permitido hablar por teléfono con él en dos ocasiones. Pero gracias a la movilización internacional, se me concedió permiso para regresar a Egipto en febrero de 2021, para una estancia de 10 días, durante la cual pude visitarlo en la cárcel.  Pude abrazar a Ramy por primera vez en 19 meses. Luego me vi obligada a despedirme de él nuevamente, sin saber cuándo lo volvería a ver.

El 5 de julio de 2021 hará dos años que Ramy está detenido arbitrariamente, dos años que estoy separada de él. ¡Ayúdenme a reunirme con mi esposo y a exigir a las autoridades egipcias que lo pongan en libertad de inmediato y sin condiciones!

¡Firma!

Firma la petición

Ayúdanos a llegar a 10.000

Firma y enviaremos esta petición en tu nombre al Presidente de Egipto.

Completa el siguiente formulario:

El email es requerido o tiene un formato incorrecto

El nombre es requerido o tiene un formato incorrecto

Los apellidos son requeridos o tienen un formato incorrecto

El teléfono tiene un formato incorrecto

Selecciona un país

Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad