Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

¡Tuitea si te atreves! La libertad de expresión en España está bajo amenaza

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 72.894 firmantes

¡Muchas gracias a las casi 73.000 personas que han participado en ella!

Hemos enviado todas las firmas a la Ministra de Justicia, Dolores Delgado, con un firme propósito, que el gobierno español derogue el artículo 578 del Código Penal y garantice que ninguna de sus disposiciones viola las obligaciones contraídas por España en virtud de las leyes y normas internacionales de derechos humanos y que, mientras tanto, se retiren los cargos formulados en aplicación del artículo 578 contra cualquier persona sólo por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión.

La buena noticia es que varios de los casos que hemos trabajado en esta campaña, como los de Nyto, Alex García, Cassandra o César Strawberry, todos ellos condenados de manera injusta y acusados de enaltecer el terrorismo por escribir un tuit, o una canción, han visto como sus condenas han sido casi todas anuladas o reducidas.

¡Gracias de nuevo a todas y cada una las personas que participaron en esta acción!

Petición antes del cierre

Tuitear o rapear, actividades de alto riesgo en España.

Actualización a 10 de diciembre:

Alex García, creador de Resistencia Films, fue absuelto el pasado 22 de noviembre de enaltecimiento del terrorismo. Según el tribunal de la Audiencia Nacional, resulta obvio que esas publicaciones ni ensalzan ni justifican y mucho menos propician acciones terroristas: "no se infiere en absoluto que el acusado pretendiera ensalzar o justificar" la comisión del delito de enaltecimiento del terrorismo o "ensalzar a individuos que hayan participado" en la comisión de delitos relacionados con el terrorismo.
Por otra parte, la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional rebajó en septiembre la condena de 2 años y un día de prisión a 6 meses y un día para los 12 miembros de La Insurgencia, grupo al que pertenece Nyto Rukely,  Esto significa que no tendrán que entrar en prisión. Sin embargo, la sentencia sigue afirmando que sus letras eran enaltecedoras del terrorismo.
Por ello, seguimos pidiendo su absolución.


Usuarios de redes sociales, periodistas, profesionales del derecho y artistas musicales están siendo procesados en España en virtud del artículo 578 del Código Penal, que prohíbe el “enaltecimiento” del terrorismo y la “humillación de las víctimas de los delitos terroristas”. El impacto es devastador para las personas: cuantiosas multas, largos periodos de exclusión del sector público, penas de prisión… y una consecuencia intangible: la autocensura por miedo a sufrir la represión.

Nyto Rukeli fue detenido en 2016 acusado de “enaltecimiento del terrorismo” por las letras de sus canciones. Letras como “Ni bajo tierra me callarán, no puede encarcelarse el arte”. En la misma operación fueron detenidos otros 11 raperos, miembros del colectivo La Insurgencia, un grupo cuyo objetivo era “proporcionar una plataforma para que los músicos hablaran de cuestiones políticas”, según el propio Nyto. En diciembre de 2017 fueron condenados a dos años y un día de prisión cada uno, así como a nueve años de inhabilitación y a una multa de 4.800 euros.

Suerte parecida han corrido muchos otros artistas como por ejemplo César Strawberry, cantante del grupo Def con Dos, condenado un año de cárcel por unos tuits irónicos. Si bien los tuits de Strawberry podrían considerarse escandalosos, molestos y ofensivos, casos como este reflejan una intolerancia creciente y peligrosa hacia cualquier expresión, incluida la artística, que pueda considerarse provocativa o inquietante.

“Nadie debería ser procesado penalmente sólo por decir, tuitear o cantar algo que pueda ser desagradable o escandaloso. La ley está silenciando la libertad de expresión y aplastando la expresión artística”.

El Gobierno español debe asegurar que se defienden los derechos de las víctimas del terrorismo en lugar de limitar la libertad de expresión en su nombre. El artículo 578 del Código Penal debe ser derogado. Mientras tanto, deben retirarse todos los cargos formulados por expresarse pacíficamente.

¡ACTÚA!

Enviaremos esta petición en tu nombre a las autoridades españolas responsables de mejorar la situación de estas personas.