Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Primero las personas, luego las fronteras. No a la reforma de la Ley de extranjería

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 29.570 firmantes

En estos momentos, sigue abierta la investigación judicial sobre los sucesos ocurridos el 6 de febrero en la Playa del Tarajal en Ceuta, donde un grupo de personas intentaban llegar a través del mar desde Marruecos.  Amnistía Internacional seguriá trabajando por los derechos de las personas migrantes, y para que las políticas de la Unión Europea antepongan los derechos humanos a las políticas de control de frontera.  Durante los próximos meses seguiremos invitando a nuestros firmantes a sumarse a varias acciones en esta materia.

Petición antes del cierre

Las políticas de control fronterizo de los Estados miembros de la Unión Europea amenazan la vida y los derechos de las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiados. Lampedusa y Ceuta son ejemplos de las terribles consecuencias de poner las fronteras por encima de los derechos de las personas. En España el Ministro del Interior quiere cambiar la Ley de Extranjería y el acuerdo con Marruecos para permitir las expulsiones sumarias y colectivas. Exige derechos humanos en las políticas migratorias ¡Actúa!

Las políticas de la Unión Europea están centradas en prevenir la llegada de inmigrantes a las fronteras antes que en la protección de las personas. Mientras Europa alza barreras y concertinas, muchas personas que huyen de conflictos, pobreza o abusos contra los derechos humanos, no tienen vías de acceso legal seguro a Europa. Las políticas actuales obligan a las personas a emprender rutas cada vez más peligrosas para llegar a Europa, poniendo en riesgo sus vidas.

Los países europeos deben poner fin a estas prácticas deplorables. La lucha contra la inmigración irregular tiene un impacto sobre las vidas de hombres, mujeres y niños. Así ha sucedido en Lampedusa, donde cientos de personas se ahogaron, y recientemente en Ceuta.

El 6 de febrero miembros de la Guardia Civil dispararon balas de goma contra un grupo de inmigrantes que trataban de llegar a Ceuta por mar desde Marruecos. 15 personas han muerto y un grupo de 23 personas que alcanzaron la playa fueron obligadas a cruzar la frontera y volver a Marruecos sin ningún tipo de procedimiento legal. 

En lugar de realizar una investigación exhaustiva para depurar responsabilidad y asegurar la rendición de cuentas por lo sucedido, el Ministro del Interior ha anunciado que tiene intención de modificar la legislación de extranjería con el fin de legitimar las expulsiones ilegales. 

Las expulsiones sin el debido proceso legal están prohibidas por el derecho internacional. Sin embargo son una práctica habitual desde hace años en la frontera entre España y Marruecos. A menudo los inmigrantes son obligados a cruzar las fronteras sin cumplir con los procedimientos establecidos en la ley. Lamentablemente, como otras violaciones de derechos humanos en las fronteras, permanece impune.

Las autoridades pretenden convertir las fronteras en un territorio fuera de la ley internacional. También quieren renegociar el acuerdo migratorio con Marruecos para permitir las expulsiones inmediatas. Pero ninguna reforma legal puede legitimar vulneraciones de derechos humanos. Ninguna reforma legal puede privar a las personas de sus derechos. Porque toda persona tiene derecho a un procedimiento individual en el que se examine su solicitud, incluyendo su petición de asilo, y dicho procedimiento debe garantizar asistencia letrada e intérprete.

¡Exige derechos humanos en las políticas migratorias! ¡Muestra al Ministro del Interior tu oposición a la reforma de la Ley de Extranjería!