Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Irán: gente valiente atrapada en las redes de la represión

Defensores y defensoras de derechos humanos iraníes
Defensores y defensoras de derechos humanos iraníes

Son valientes. Lo arriesgan todo para defender en Irán derechos básicos como el de libre expresión, justicia, contra la discriminación y la pena de muerte.... Por ello están pagando un precio muy alto: hostigamiento, torturas, largas penas de prisión e incluso condenas a muerte.

Arash Sadeghi y Golrokh Ebrahimi serían un joven matrimonio más si no fuera porque ambos están en la cárcel. Él cumple una doble condena a 19 años; ella a seis.
 
Todos los cargos por los que condenaron a Arash tienen que ver con sus actividades para dar a conocer los abusos de derechos humanos en Irán: dar entrevistas a medios, expresar solidaridad con presos y presas de conciencia y sus familias, escribir posts críticos en Facebook sobre las ejecuciones en masa de presos políticos en los 80, comunicarse con organizaciones de derechos humanos en el extranjero.

El "delito" de Golrokh fue escribir un relato ficticio que nunca se publicó sobre la terrible práctica de la lapidación en Irán.

Tras su detención, los interrogaban en celdas contiguas. Así Golrokh podía escuchar las torturas a las que estaban sometiendo a Arash. Y Arash podría escuchar las amenazas de muerte que proferían contra su esposa.

Durante el juicio, Arash dijo al juez que había sido torturado bajo custodia. El juez se rió y respondió: “Todo el mundo dice eso”.

Hace unos meses Arash estuvo en huelga de hambre durante 71 días para protestar por el encarcelamiento de su esposa. Desde entonces, está gravemente enfermo y necesita ser hospitalizado fuera de la prisión, pero las autoridades iraníes no lo permiten. Otra forma de tortura.

Sus casos no son aislados. Decenas de defensores y defensoras de derechos humanos se pudren en las cárceles iraníes. ¡Exige su liberación!

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 10.000
7.319 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre al Ministro de Exteriores, Mohammad Javad Zarif

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y correo electrónico.

Excelencia,

le escribo para expresarle mi preocupación por la represión que están sufriendo los defensores y defensoras de derechos humanos en Irán. Desde 2013, un elevado número de activistas han sido condenados a largas penas de prisión por sus actividades pacíficas en favor de los derechos humanos. Muchos han sido sometidos a tortura, hostigamiento, amenazas, interrogatorios y vigilancia.

Los defensores y defensoras de derechos humanos Esmail Abdi, Omid Alishenas, Rahman Asakereh, Atena Daemi, Golrokh Ebrahimi Iraee, Ebrahim Madadi, Narges Mohammadi, Maryam Akdabi Monfared, Alieh Motalebzadeh, Reza Shahabi, Arash Sadeghi y Abdolfattah Soltani han sido condenados a duras penas de prisión, mientras que el defensor de derechos humanos Mohammad Ali Amouri ha sido condenado a muerte. Sus condenas y sentencias se deben exclusivamente a su activismo pacífico en favor de los derechos humanos.

Le recuerdo respetuosamente que atacar a defensores de derechos humanos viola el derecho internacional y los instrumentos legales de los que Irán es Estado parte.

Por lo tanto, pido a las autoridades iraníes que:
- Liberen de forma inmediata e incondiconal a Esmail Abdi, Omid Alishenas, Rahman Asakereh, Atena Daemi, Golrokh Ebrahimi Iraee, Narges Mohammadi, Maryam Akbari Monfared, Arash Sadeghi, Reza Shahabi y Abdolfattah Soltani, y anule las condenas y sentencias de Ebrahim Madadi y Alieh Motalebzadeh. También le pido que anule la condena y la sentencia de muerte de Mohammad Ali Amouri y lo libere de forma inmediata e incondicional.
- Liberen a los demás defensores y defensoras de derechos humaos que estén encarcelados únicamente por el ejercicio pacífico de sus derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión y, a espera de su liberación, garanticen que reciben un tratamiento médico adecuado, fuera de la cárcel si es necesario.
- Acaben con el mal uso del sistema de justicia penal para atacar a defensores/as de derechos humanos por su legítimo trabajo, y les garanticen un entorno seguro y favorable donde sea posible defender y promover los derechos humanos sin temor a represalias, castigo o intimidación.

Atentamente,

Es la primera vez que actúo
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad