Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Cineasta iraní condenado a un año de prisión y a 223 latigazos

Retrato de Keywan Karimi con una cámara fotográfica
Keywan Karimi © Particular
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 36.585 firmantes

El encarcelamiento de Karimi podría ser inminente, acusado de "insultar a santidades islámicas" y de mantener "relaciones ilícitas sin llegar a adulterio", por un videoclip musical que tenía en el disco duro de su ordenador. Si es encarcelado, tendría que cumplir un año de cárcel por "dar la mano" a una mujer "que no tenía la cabeza y el cuello cubiertos" y "estar bajo techo" con ella.

En Amnistía Internacional seguiremos trabajando para que las autoridades de Irán respeten el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y asociación de todas las personas.

¡Gracias por tu colaboración!

Petición antes del cierre

Un año de prisión y 223 latigazos por "insultar a santidades islámicas" y mantener "relaciones ilícitas". Es la condena dictada por el tribunal de apelación iraní contra el cineasta Keywan Karimi, reconocido a nivel internacional por su obra. La corte ha rebajado la pena original de seis a un año de prisión, y mantiene la flagelación.

Actualización (12 de julio de 2016)

¿En qué se traducen los supuestos "delitos" cometidos por Karimi?  El de "insultar a santidades islámicas" se debe a un videoclip musical que las autoridades encontraron en el disco duro de su ordenador. El cargo de "relaciones ilícitas sin llegar a adulterio" se presentó contra él por "dar la mano" a una mujer "que no tenía la cabeza y el cuello cubiertos" y "estar bajo techo" con ella.

El Código Penal Islámico de Irán, aprobado en mayo de 2013, tipifica como "delitos" actos imprecisos, como "difundir propaganda contra el sistema", "provocar inquietud en la opinión pública", "insultar a santidades islámicas" y "difamar a funcionarios del Estado". Estos "delitos" tan mal definidos se utilizan a menudo para restringir el ejercicio pacífico del derecho a la libertad de expresión y van en contra de las obligaciones internacionales contraídas por Irán.

Tanto la detención de Karimi como su juicio estuvieron llenos de irregularidades y no cumplió las normas internacionales sobre juicios justos. De momento, el cineasta todavía no ha ingresado en prisión pero las autoridades ya le han citado para que se presente por lo que su encarcelamiento podría ser inminente. Si finalmente ingresa en prisión por cargos relacionados con sus actividades pacíficas, será considerado preso de conciencia. 

Keywan Karimi ha dirigido 12 películas documentales y de ficción. Su documental La Frontera rota fue galardonado con el premio al mejor cortometraje documental en el Festival Internacional de Cine de Beirut de 2013. Otra película suya, La aventura de una pareja casada, se ha proyectado en los festivales de cine de Friburgo, San Sebastián y Zúrich.