Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Indonesia: Violada por 8 hombres podría ser condenada a recibir azotes con vara

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 71.829 firmantes

Petición antes del cierre

Actualización: La mujer de Aceh que fue violada por un grupo de ocho hombres ya ha sido liberada. Acusada de adulterio, sigue corriendo peligro de ser castigada a recibir azotes con vara.

Esta acción ha finalizado (12 de septiembre de 2014)

Desde que abrimos esta ciberacción hemos tenido varias noticias positivas. Por un lado, la mujer está ahora en libertad, y recibe apoyo y asistencia letrada del Servicio Gubernamental de apoyo a la Mujer de Indonesia y varias organizaciones defensa de los derechos de las mujeres.  Además, los tres detenidos han sido condenados por violación, aunque otros cinco siguen en libertad.

Hasta el momento, el gobierno central de Indonesia se ha negado a revocar los estatutos de la Sharia, argumentando que estas leyes forman parte de los acuerdos autonómicos especiales con la provincia. Estos estatutos consideran el adulterio como delito y sus "sentencias" afectan desproporcionadamente a las mujeres. La Comisión Nacional de Violencia contra la Mujer envió una delegación con el objetivo de revisar los reglamentos aprobados en esta provincia y que prevén los azotes con vara como castigo para algunos tipos de delitos, algo que viola la Convención de la ONU contra la Tortura, ratificada por Indonesia en 1998; sin embargo, los abogados de la mujer todavía esperan noticias sobre la confirmación o retirada de la condena por adulterio por parte de la oficina de la Sharia en el distrito.

Amnistía Internacional sigue pendiente del desarrollo de este caso para que se haga justicia, se acabe con el uso de azotes con vara como forma de castigo y se derogue el reglamento que permite este castigo en la provincia de Aceh.

Petición antes del cierre

Según el jefe de la oficina de la Sharia (ley islámica) en el distrito de Langsa de la provincia de Aceh, una mujer que había sido acusada de adulterio por ocho hombres, que posteriormente la violaron en grupo el 1 de mayo, podría ahora ser castigada a ser azotada y recibir un máximo de nueve azotes con vara.

Los ocho hombres irrumpieron en el domicilio de la mujer y la acusaron de tener una relación con un hombre casado. Tras violarla en grupo y golpear a su pareja, el jefe de la aldea los entregó a ambos en la oficina de la Sharia del distrito de Langsa. La policía de la provincia de Aceh detuvo a tres de los ocho violadores el 4 de mayo y aún busca al resto.

Los azotes con vara son una forma de castigo cruel, inhumano y degradante que viola la Convención de la ONU contra la Tortura, ratificada por Indonesia en 1998. El Comité contra la Tortura de la ONU ha expresado la preocupación de que las personas detenidas bajo los estatutos de la provincia de Aceh no gozan de sus derechos legales básicos, como el derecho a asistencia letrada y, al parecer, se las presupone culpables. El Comité de Derechos Humanos de la ONU afirmó en 2013 que la aplicación de los estatutos, tal como la lleva a cabo la policía de la Sharia de la provincia de Aceh, afecta desproporcionadamente a las mujeres. Dichos estatutos de la Sharia aprobados en la provincia en 2003 consideran el delito el adulterio.

A pesar de sus obligaciones de derechos humanos, el gobierno central se ha negado a revocar los estatutos de la Sharia que establecen como castigo los azotes con vara, argumentando que estas leyes forman parte de los acuerdos autonómicos especiales con la provincia.

¡Firma ya! Exige al gobierno de Indonesia que ponga fin a los azotes con vara y garantice los derechos humanos.