Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Apoya a Marinel, joven activista por el clima en Filipinas

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 5.139 firmantes

En diciembre la Comisión de Derechos Humanos de Filipinas anunció que 47 grandes empresas que pertenecen al sector de los combustibles fósiles y son contaminantes por sus emisiones de carbono podrían tener que rendir cuentas por violar los derechos de la ciudadanía. Aunque esto no responde directamente a nuestras peticiones, Marinel testificó en 2018 en la investigación y está contentísima con el resultado. Es la primera vez que un órgano de derechos humanos afirma que las empresas del sector de los combustibles fósiles pueden ser consideradas jurídicamente responsables por daños causados a los derechos humanos como consecuencia del cambio climático.

Aunque la decisión de la Comisión no especifica sanciones inmediatas para las empresas en cuestión, su histórico anuncio sienta un importante precedente jurídico. Abre la puerta a entablar más litigios, e incluso investigaciones penales, que podrían obligar a las empresas del sector de los combustibles fósiles y otros grandes emisores de agentes contaminantes a pagar indemnizaciones por daños y perjuicios o llevar a sus directivos a prisión por daños relacionados con el cambio climático. En la decisión se afirma también que las empresas del sector de los combustibles fósiles tienen que respetar los derechos humanos e invertir en energía limpia.

A mediados de marzo 2020 entregaremos todas las firmas recogidas, en España y en todo el mundo, antes las autoridades de Filipinas en Manila. ¡Mil gracias por participar!

Petición antes del cierre

Marinel Sumook Ubaldo tenía 16 años cuando sobrevivió al tifón Yolanda, uno de los más mortíferos de la historia. Solamente en Filipinas murieron 6.000 personas, y millones perdieron su casa.

Marinel tuvo claro que tenía que encontrar una manera de luchar contra el cambio climático y sus devastadores efectos en todo el mundo empezando por su país. Esta activista, que ahora tiene 22 años, lucha para que el gobierno de Filipinas garantice a las personas de su comunidad condiciones de vida dignas porque seis años después de la devastación del tifón Yolanda siguen viviendo en condiciones insalubres y necesitan comida, agua, casa, electricidad y aseos.

¿Te sumas a la causa de Marinel? Firma esta carta que enviaremos en tu nombre al Presidente de Filipinas