Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Con las armas no se juega: evita que España alimente los conflictos de Gaza e Irak

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 9.553 firmantes

Petición antes del cierre

Es necesario que se tomen todas las precauciones posibles a la hora de tomar decisiones en relación con la venta de armas a las partes en conflicto.

Esta acción ha finalizado (22 de octubre de 2014)

Gracias a las más de 9.500 personas que habéis respaldado con vuestra firma la petición de Amnistía Internacional al Gobierno español para que tome todas las precauciones posibles a la hora de decidir sobre el envío de armas y material militar a Israel e Irak en próximas reuniones de la JIMDDU.

Desde Amnistía Internacional seguiremos muy de cerca las decisiones del Gobierno en esta materia, y continuaremos pidiendo que no se realicen transferencias de armas cuando exista el riesgo sustancial de que éstas puedan ser utilizadas para cometer o facilitar la comisión de violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

Petición antes del cierre

A pesar del riesgo de que las armas sean utilizadas para cometer violaciones graves de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, algunos gobiernos siguen vendiendo material militar a las diferentes partes en conflicto. Es el caso de Israel: durante la última ofensiva en la Franja de Gaza, en la que más de 2.100 personas perdieron la vida, y a pesar de los indicios  de que ambas partes cometieron crímenes de guerra, algunos gobiernos, como el de Estados Unidos, alimentaron el conflicto a través del envío de material militar y combustible.

En realidades como la del norte de Irak, el grupo armado autodenominado Estado Islámico está llevando a cabo una limpieza étnica que está provocando un éxodo masivo de la población. Amnistía Internacional ha denunciado la comisión de crímenes de guerra tanto por el Estado Islámico como por el gobierno iraquí. Por ello, es imprescindible que los gobiernos tomen todas las precauciones que están en su mano, valoren las posibles consecuencias a la hora de decidir sobre la venta de armas a las partes en todos los conflictos y, antes de autorizar cualquier transferencia de armas, adopten medidas para mitigar y eliminar el riesgo de que las armas se usen para cometer atrocidades.

Todos los meses, la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso (JIMMDU), el órgano del Gobierno español encargado de decidir sobre las exportaciones de armas, se reúne para decidir qué va a hacer España en relación con la venta de armas a estos y otros países.

Actúa para recordarles que tomen todas las precauciones a la hora de tomar estas importantes decisiones.