Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Las auténticas reformistas de Arabia Saudí están entre rejas

Los días 21 y 22 de noviembre Arabia Saudí preside la celebración del G20, la reunión de los países más poderosos del mundo. Una oportunidad de ofrecer al exterior un país moderno y abierto en donde irónicamente, el empoderamiento de las mujeres saudíes ocupa un lugar destacado en la agenda.

En los últimos años, las autoridades saudíes han tratado de remodelar su imagen mediante costosas campañas de relaciones públicas en las que se presenta al príncipe heredero, Mohammed bin Salman, como reformista. En junio de 2018 se levantó la prohibición de conducir para las mujeres, una decisión muy publicitada que se presentó como prueba de progreso. Sin duda se trata de un paso importante en el camino hacia la igualdad y ha sido un logro de las mujeres que llevaban años luchando por ello. Sin embargo, un mes antes, muchas de las defensoras más destacadas en favor del derecho de las mujeres a conducir habían sido detenidas y recluidas. Más de dos años después, algunas de ellas se consumen en prisión o se enfrentan a juicio.

Activistas como Loujain al-Hahtloul, detenida en 2014 tras intentar conducir desde Emiratos Árabes Unidos hacia Arabia Saudí. Pasó 73 días encarcelada. En 2015 se presentó a las elecciones; era la primera vez se permitía a las mujeres votar y presentarse. Pese a ser reconocida como candidata, su nombre nunca llegó a incluirse en las papeletas. En mayo de 2018 volvió a ser detenida, acusada de “querer desestabilizar al país”. Dos años después continúa en prisión, donde ha sido objeto de aislamiento, tortura, acoso sexual y otros malos tratos.

En los últimos ocho meses solo se le ha permitido un contacto limitado con su familia: una visita el 23 de marzo, una llamada telefónica el 19 de abril y una visita el 31 de agosto. Durante la última visita, el 26 de octubre, dijo a sus padres que está “agotada por haber sido maltratada y privada de escuchar las voces de su familia”. Ese día comenzó una huelga de hambre. Desde entonces, no ha tenido contacto con su familia.

Para las autoridades saudíes, la cumbre del G20 es un punto crítico: es el momento en el que pueden promover ante el mundo su agenda de reformas, y mostrar que su país está abierto a hacer negocios. Mientras tanto, las auténticas reformistas de Arabia Saudí están entre rejas.

Por favor, FIRMA esta petición urgente a las autoridades saudíes: libertad inmediata para Loujain al-Hathloul y el resto de activistas encarceladas.

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 70.000
60.547 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre a las autoridades saudíes.

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y correo electrónico.

S.A. Ppe. Mansour BIN KHALID ALFARHAN AL SAUD
Embajada del Reino de Arabia Saudí

Estimado Señor:
Quiero hacerle llegar mi preocupación por la situación de Loujain al-Hathloul y otras mujeres activistas, detenidas en Arabia Saudí desde marzo de 2018. Algunas, como Aziza al-Yousef, Iman al-Nafjan y Ruqayyah al-Muharib, Amal al-Harbi, Hatoon al-Fassi, Abir al-Namankani y Maysaa al-Mane’a se encuentran en libertad condicional. Sin embargo, otras, como la propia Luojain, Maya’a al-Zahrani, Nouf Abdulaziz, Samar Badawi o Nassima al Sada continúan detenidas.

Muchas de las activistas que están siendo juzgadas han hecho campaña contra la prohibición de que las mujeres conduzcan en Arabia Saudí y para pedir el fin del sistema de tutela masculina. Durante los 10 primeros meses, las activistas estuvieron detenidas sin cargos. Durante los tres primeros meses de su detención estuvieron en régimen de incomunicación, sin acceso a sus familias ni a sus abogados. Desde que comenzó el proceso, en marzo de 2019, varias de ellas dijeron al tribunal que habían sido torturadas, maltratadas y sometidas a abusos sexuales durante los primeros tres meses de detención, acusaciones que la fiscalía negó. No se ha permitido que periodistas ni miembros del cuerpo diplomático asistan a las sesiones del juicio.

Lo insto a retirar todos los cargos contra todas las activistas y a poner en libertad de forma inmediata e incondicional a las que continúan detenidas, pues son presas de conciencia, detenidas únicamente por ejercer de forma pacífica su derecho a la libertad de expresión, reunión y asociación.

Atentamente,

Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:
Completa el siguiente formulario:
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad