Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Cuba: Ayúdanos a transformar el enfrentamiento en diálogo

Imagen de contexto
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 2.334 firmantes

Damos las gracias a las más de dos mil personas que nos han brindado su ayuda en esta acción en busca de promover cambios en derechos humanos en Cuba. En busca de un futuro más inclusivo, haremos llegar a las autoridades cubanas y a su nuevo presidente el apoyo recibido.

Desde Amnistía Internacional seguiremos trabajando para transformar el enfrentamiento en diálogo pese a la oposición y veto por parte del Gobierno.

Petición antes del cierre

El 19 de abril de 2018 Raúl Castro deja el poder. Por primera vez en 59 años una persona que no se apellida Castro preside Cuba.

Queremos aprovechar este momento histórico para promover cambios en derechos humanos. Cambios que tendrían impacto en historias como las de Eduardo Cardet, encarcelado por pertenecer a un movimiento pro democrático, en la de José, un ingeniero despedido de su trabajo por llevar una pulsera que decía “cambio”, Jorge Luis, deportista también despedido por criticar en la televisión estatal la falta de apoyo económico al deporte o Blanca, que pasó ocho meses en prisión por “adquirir ilegalmente carne de ganado”. Los tres últimos han abandonado Cuba en busca de una vida mejor.

Hasta ahora las autoridades cubanas han hecho caso omiso de la información que desde Amnistía Internacional le hemos presentado. Incluso nuestras demandas por entrar en el país para poder investigar y entablar un diálogo constructivo no han servido para nada. Desde 1990 estamos vetados; sin embargo esperamos que la agenda que proponemos al nuevo presidente o presidenta de Cuba consiga, como su título indica, transformar el enfrentamiento en diálogo, y acompañar a Cuba en la construcción de un futuro más inclusivo.

¡Ayúdanos! Queremos obtener el apoyo de miles de personas para mostrar a las autoridades cubanas el apoyo a los cambios en materia de derechos humanos en Cuba.