Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Periodista rusa amenazada de muerte: ¡firma y ponla a salvo!

Actúa ahora para que Rusia ponga a salvo a Elena Milashina, en grave peligro solo por publicar un artículo. ¡Informar no es delito!

La periodista rusa Elena Milashina denunció en un artículo publicado el 12 de abril en Novaya Gazeta que en Chechenia las autoridades equiparan con terroristas a las personas contagiadas con el coronavirus, por lo que la gente había empezado a ocultar la enfermedad y a morir en sus casas. La valentía se llama Elena.

Un día después el presidente checheno, Ramzan Kadyrov, la amenazó de muerte a través de Instagram. En el vídeo, acusaba a Novaya Gazeta y a sus periodistas de ser “marionetas de Occidente” y pedía a la Presidencia rusa que parase “a esos seres no humanos que escriben y provocan al pueblo”. De no hacerlo, seguía Kadyrov, alguien de Chechenia tendría que cometer un delito para silenciar a la periodista.  

Las autoridades rusas restaron importancia a tales amenazas y ordenaron que se retirase el artículo de la web de Novaya Gazeta. Aunque ahora ya está de nuevo online, aparece censurado.

No es la primera vez que Elena Milashina se enfrenta a amenazas y agresiones por su trabajo como periodista de investigación. Ahora está en grave peligro y las autoridades rusas deben tomar medidas urgentes para garantizar su seguridad. Exígeselo, ¡firma ahora!

¿Qué haremos con tu firma? Se la enviaremos al presidente ruso, Vladimir Putin para que ponga a salvo a Elena Milashina y no haya más amenazas a periodistas. Él es quien tiene la más alta responsabilidad en garantizar la ley y el orden en la República Rusa de Chechenia. 

Más información

Activistas de derechos humanos y periodistas como Elena continúan su trabajo en Rusia con un peligro real para sus vidas. La periodista Anna Politovskaya y la activista Natalia Estemirova fueron asesinadas por ello, ambas en Chechenia.

En cuanto a Elena Milashina, esta no es la primera vez que recibe amenazas por las investigaciones que publica en el periódico independiente ruso Novaya Gazeta. Después de desvelar en 2017 la campaña de secuestros, torturas y homicidios de hombres gays en Chechenia, tuvo que permanecer en el exilio fuera de Rusia por un periodo de tiempo.

En febrero de 2020, Elena y la abogada Marina Dubrovina fueron atacadas y golpeadas por un grupo de hombres en el vestíbulo de un hotel en Grozni, la capital de Chechenia, mientras grababan el suceso. Después, uno de los agresores les dijo que se fueran y el grupo salió del hotel sin encontrar resistencia. La investigación de este ataque se detuvo después de que "desaparecieran" las pruebas técnicas, incluidas las imágenes de las cámaras de vigilancia.  
 
El año pasado, Ramzan Kadyrov anunció que prohibiría a activistas de derechos humanos entrar en Chechenia al mismo tiempo que amenazaba con exponerlos a la violencia.

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 10.000
5.222 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre a Vladimir Putin, presidente de Rusia

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y país.

Señor Presidente:

Le escribo para expresarle mi preocupación por la amenaza de muerte que el presidente de Chechenia, Ramzan Kadyrov, publicó en Instagram el 13 de abril contra la periodista del periódico Novaya Gazeta Elena Milashina en respuesta al artículo que publicó en Novaya Gazeta, el 12 de abril, sobre la respuesta de las autoridades a la pandemia de COVID-19 en Chechenia.

Ramzan Kadyrov acusó a Novaya Gazeta y a sus periodistas de ser “marionetas de Occidente” y pidió a la Presidencia y al Servicio Federal de Seguridad que “parasen a esos seres no humanos que escribían y provocaban al pueblo”. También insinuó que, de no hacerlo, alguien de Chechenia tendría que cometer un delito para silenciar a la periodista.

Nos preocupa, además, que el secretario de prensa de la Presidencia considerara que esas amenazas tan graves y concretas no tenían “nada de extraordinario” y que eran una mera reacción “emocional” y “comprensible en semejante situación [de pandemia de COVID-19]”. Además, la Fiscalía General ordenó que el artículo de Elena Milashina fuera retirado del sitio web de Novaya Gazeta y que ahora que se ha vuelto a permitir su publicación aparezca censurado.

Esta no es la primera vez que las autoridades pasan por alto e incluso consienten amenazas y ataques contra defensores y defensoras de los derechos humanos y periodistas de Rusia. Violar de esta manera las obligaciones internacionales de Rusia en materia de derechos humanos de proteger a los defensores y defensoras de los derechos humanos y periodistas y promover la libertad de expresión conduce a una mayor impunidad de estos delitos.

Le pido que, en su calidad de jefe del Estado y garante de la Constitución y los derechos humanos consagrados en ella:
• Condene públicamente las amenazas efectuadas contra Elena Milashina, y tome medidas significativas para garantizar que no vuelvan a producirse de nuevo y que Elena Milashina está a salvo;
• Defienda el derecho de quienes ejercen el periodismo a investigar e informar sobre la pandemia de COVID-19 y la respuesta a la misma de las autoridades en Chechenia y otras regiones rusas, y proteja el derecho a la libertad de expresión y a la información.

Atentamente,

Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:
Completa el siguiente formulario:
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad