Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Arabia Saudí: Libertad para dos mujeres detenidas por conducir

Loujain al-Hathlou, una de las mujeres detenidas
Loujain al-Hathlou, una de las mujeres detenidas © Loujain al-Hathlou
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 16.822 firmantes

Damos las gracias a las 16.822 personas que se han sumado a la petición de Amnistía Internacional para que Loujain al-Hathloul y Mayssa al-Amoudi sean puestas en libertad de forma inmediata e incondicional, ya que fueron detenidas únicametne por desafiar la prohibición de conducir que pesa sobre las mujeres en Arabia Saudí. 

Ambas siguen en la cárcel, por lo que Amnistía Internacional está dando seguimiento a su caso y denunciando su situación, así como respaldando la campaña de muchas mujeres activistas para terminar con esa prohibición. 

Las autoridades de Arabia Saudí someten a una represión feroz a cualquier forma de disidencia en el país. Numerosos presos y presas de conciencia están en la cárcel, incluidas estas dos mujeres, el bloguero Raif Badawi, su abogado Waleed al-Khair y la mayoría de los miembros de la Asociación Saudí de Derechos Civiles y Políticos (ACPRA), entre otros.

Petición antes del cierre

Dos mujeres saudíes han sido detenidas por desafiar la prohibición de conducir. Ambas son presas de conciencia y deben ser puestas en libertad de forma inmediata e incondicional.

Loujain al-Hathloul y Mayssa al-Amoudi fueron detenidas el 30 de noviembre y el 1 de diciembre respectivamente mientras conducían. Ambas son simpatizantes de la  campaña en favor del derecho de las mujeres a conducir en Arabia Saudí.

Ambas mujeres fueron interrogadas sin que se hallaran presentes sus abogados, lo que constituye una violación de la legislación saudí. Después fueron llevadas a sendos centros penitenciarios. Se ignora aún cuál es exactamente la situación legal de ambas mujeres. Se informó a sus familias de que se había prorrogado su detención 25 días pero sin darles ninguna explicación. 

Las mujeres saudíes mantienen una campaña pública en contra de la prohibición de conducir desde1990, cuando alrededor de 40 mujeres transitaron conduciendo sus automóviles por una de las principales calles de la capital, Riad. Después de eso, el  gran muftí, máxima autoridad religiosa del país, dictó un edicto religioso en contra de las mujeres que conducían, y a continuación el ministro del Interior dictó una orden ejecutiva por la que se prohibía conducir a las mujeres.

A pesar de ello, la campaña ha continuado a lo largo de los años y las mujeres han desafiado las amenazas y las intimidaciones. 

En Arabia Saudí, único país del mundo donde se prohíbe conducir a las mujeres, éstas sufren grave discriminación en la legislación y en la práctica y no están debidamente protegidas frente a la violencia en el ámbito familiar y otras formas de violencia de género. La prohibición de conducir no es sino otro ejemplo de los numerosos aspectos de la vida en que se niegan a las mujeres saudíes sus derechos humanos. Las mujeres siguen sin poder viajar, tener trabajos remunerados, cursar estudios superiores ni casarse sin el permiso de un tutor varón.

¡Exige a las autoridades saudíes la liberación inmediata e incondicional de Loujain al-Hathloul y Mayssa al-Amoudi!