Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Arabia Saudí: Tres jóvenes pueden ser ejecutados en cualquier momento

Retrato de Ali al-Nimr
Ali Mohammed Baqir al-Nimr © Particular
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 170.724 firmantes

Más de 170.000 personas habéis apoyado la petición para que se anulen las sentencias y la condena a muerte de Ali Mohammed Baqir al-Nimr, Abdullah Hasan al-Zaher y Dawood Hussein, se garantice que son sometidos a juicios justos (con las garantías del Derecho internacional) y que se investiguen sus denuncias de tortura y otros malos tratos.

Lamentablemente en Arabia Saudí se ha constatado un repunte de las ejecuciones: en lo que va de año han sido ejecutadas 55 personas en el país, y sigue habiendo personas condenadas a muerte por hechos cometidos cuando eran menores de edad, como es el caso de Baqir al-Nimr, Abdullah y Dawood.

Desde Amnistía Internacional continuaremos pidiendo que oficialmente se suspendan de inmediato las ejecuciones con vistas a abolir la pena capital en Arabia Saudí.

Petición antes del cierre

El 21 de diciembre, Ali al Nimr cumplió 22 años. Fue el tercer cumpleaños que pasa en en el corredor de la muerte de Arabia Saudí. Ali fue detenido a los 17 años tras participar en unas protestas antigubernamentales y ser condenado a muerte tras un juicio flagrantemente injusto basado en “confesiones” que, según asegura, fueron obtenidas mediante tortura.

Actualización (7 de febrero de 2017):

Nasrah al Ahmed, madre de Ali, dedicó estas palabras: “A todas las personas que han apoyado a mi hijo, quiero decirles que está vivo y que cumplió 22 años gracias a la generosidad y la atención de gente noble como ustedes. Ustedes, al conocer esta injusticia, decidieron apoyarlo, y gracias a eso ha vivido para cumplir un año más. Han dedicado tanto de su tiempo, su activismo y sus esfuerzos, que les estaremos siempre agradecidos, a todos y cada uno de ustedes.”

La familia de Ali al Nimr pudo conversar con él. Nos comentan que Ali está bien, muy motivado en continuar sus estudios, y en la lectura. Que a pesar de estar en prisión se siente en paz, y optimista de que podrá salir pronto.

Las palabras de Ali al Nimr estaban llenas agradecimiento: “Muchas gracias a todos/as. Gracias a todas las personas que me desearon un feliz cumpleaños. Gracias por la alegría que me hicisteis sentir. Gracias por desearme estar de nuevo en libertad. Siento que estáis conmigo, felices, cantando y comiendo tarta. Os envío todo mi agradecimiento y aprecio.”

Abdullah Hasan al-Zaher y Dawood Hussein al-Marhoon son otros dos activistas chiíes saudíes detenidos cuando tenían 16 y 17 años. También afirman que fueron torturados y que se les negó el acceso a un abogado durante sus interrogatorios.

Los tres fueron detenidos en distintos momentos en 2012, cuando tenían todos menos de 18 años, y condenados a muerte en 2014. El 5 de octubre los recluyeron en régimen de aislamiento y están incomunicados desde entonces. El tribunal de apelaciones y el Tribunal Supremo de Arabia Saudí confirmaron sus condenas a muerte en 2015. Podrían ser ejecutados tan pronto como el rey ratifique sus condenas.

Arabia Saudí es uno de los verdugos más activos del mundo. A lo largo de 2015 fueron ejecutadas al menos 151 personas, el número más alto desde 1995. Cerca de la mitad habían sido condenadas por delitos que, según el derecho internacional, no serían punibles con la muerte.” La pena de muerte se impone a menudo en juicios injustos, incluso a personas menores de edad en el momento del presunto delito o con discapacidad mental.

Exige al rey de Arabia Saudí que anule la condena a muerte de Ali al Nimr, Abdullah Hasan al-Zaher y Dawood Hussein y que dicte de inmediato una suspensión oficial de todas las ejecuciones.