Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Diversidad afectivo-sexual

© AI
© AI

A continuación os ofrecemos una recopilación de algunos términos vinculados al trabajo con personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI).

Los derechos sexuales son una de las facetas de los derechos humanos ya reconocidos en las legislaciones nacionales y en las normas internacionales de derechos humanos. Incluyen el derecho de todas las personas, sin ningún tipo de coacción, discriminación y violencia, a:

  • Alcanzar el nivel más elevado de salud sexual, incluido el acceso a servicios de salud sexual y salud reproductiva.
  • Buscar, recibir y difundir información relacionada con la sexualidad.
  • Educación sexual.
  • Respeto a la integridad corporal.
  • Elegir pareja.
  • Decidir ser sexualmente activo o no.
  • Relaciones sexuales de mutuo acuerdo.
  • Matrimonio de mutuo acuerdo.
  • Decidir libre y responsablemente el número de hijos, su espaciamiento y el momento de su nacimiento.
  • Buscar una vida sexual satisfactoria, segura y placentera.

No es sinónimo de “hombres y mujeres”. Los roles de género están definidos por convenciones y otras fuerzas sociales, económicas, políticas y culturales. Género es un concepto ideológico y cultural; su significado no la determina la biología.

El término no debería utilizarse de forma que sugiera que hay solamente dos géneros posibles.

El término “expresión de género” se refiere a una autoexpresión individual, especialmente en apariencia o presentación, que podría no encajar con los roles de género de una determinada sociedad.

El término HSH se está usando cada vez más. Es útil porque incluye a hombres que no se identifican como gay (o el término que se use localmente), hombres bisexuales y hombres heterosexuales pero que a veces tienen relaciones sexuales con otros hombres.

Se usa el término homofobia para describir el miedo, la discriminación o la hostilidad hacia lesbianas, gays o personas bisexuales.

La identidad de género se refiere a la compleja relación entre sexo y género. El término se usa para denotar la autoexpresión de una persona en relación al género.  “Identidad de género” no es lo mismo que “orientación sexual”.

Es un término general que se usa para describir a personas cuya anatomía reproductora o sexual de nacimiento no se adapta a las definiciones convencionales de ser solamente hombre o mujer.

Los términos que usan las personas y aquellos con los que se identifican en el terreno de la sexualidad pueden variar ampliamente de una cultura a otra. Lesbiana, gay, bisexual y transgénero (LGBT) es el término más ampliamente usado en el discurso internacional sobre derechos humanos.

La orientación sexual abarca el deseo, los sentimientos, la práctica y la identificación sexual. La orientación sexual puede ser hacia personas del mismo o distinto sexo (orientación homosexual/mismo sexo, heterosexual o bisexual).

Las leyes que penalizan la conducta de las personas por tener relaciones en privado con personas de su mismo sexo son conocidas en ocasiones como “leyes contra la sodomía”.

Se usa para describir el miedo, la discriminación y la hostilidad hacia las personas transgénero.

Identidad transgénero se refiere a la firme convicción de que la propia identidad de género no coincide con las características fisiológicas del sexo con el que se ha nacido. Esto lleva a algunas personas a buscar reasignación de sexo, que normalmente implica el uso de hormonas o cirugía, para armonizar sus características físicas con su identidad de género. la identidad transgénero es un tema de identidad de género, no de orientación sexual (las personas transgénero pueden tener una orientación heterosexual, mismo género o ser bisexuales).

Transgénero es un término que puede incluir personas transexuales (personas cuya identidad de género difiere del sexo biológico con el que nacieron y que pueden, o no, haber tenido reasignación de sexo) y travestis (normalmente usado para referirse a personas que, de forma distinta y nivel distinto, expresan su identidad de género a través de la indumentaria y la conducta).

Admisible también como “violencia por motivos de género” y “violencia basada en el género”. Este tipo de violencia es la dirigida contra la mujer a causa de su condición de mujer o cuando la afecta en forma desproporcionada. Es decir, no todos los actos que dañan a mujeres están basados en el género. Los hombres también pueden sufrir violencia de género, por ejemplo cuando hombres gay son atacados porque no se adaptan a una visión de la masculinidad socialmente aceptada.

(1) Véase la Recomendación General 19, adoptada en 1992, del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, de la ONU.

Cómo puedo ayudar