Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Múltiples detenciones en operación represiva de voces críticas contra el gobierno

Miles de activistas de la oposición de Etiopía se manifiestan en Addis Abeba el 2 de junio de 2013 © AFP / Getty Images

El gobierno etíope está aumentando su asfixiante mordaza de la libertad de expresión en una gran operación represiva que en los dos últimos días ha conducido a la detención de numerosas voces independientes, críticas y de oposición, ha dicho Amnistía Internacional.

Ayer 25 de abril fueron detenidos seis miembros de un grupo de blogueros y activistas independientes y un periodista independiente. Esta mañana se detuvo a otra periodista. Y desde el jueves han sido detenidos 20 miembros del partido político de oposición Semayawi (Azul).

"Estas detenciones parecen ser otra alarmante redada de voces opositoras o independientes”, ha dicho Claire Beston, investigadora sobre Etiopía de Amnistía Internacional.

"Estos hechos se inscriben en la tendencia existente desde hace tiempo de detener y hostigar a defensores de los derechos humanos, activistas, periodistas y opositores políticos en Etiopía”, ha añadido Beston.

Seis miembros del grupo independiente de blogueros y activistas Zone 9 (Befeqadu Hailu, Atnaf Berahane, Mahlet Fantahun, Zelalem Kiberet, Natnael Feleke y Abel Wabela) fueron detenidos el viernes 25 de abril por la tarde en Addis Abeba, en sus oficinas o en la calle. Primero, los agentes los llevaron a sus casas, que registraron, y luego los condujeron a la tristemente famosa Dirección Central de Investigaciones de la Policía Federal, Maikelawi, donde se mantiene a los presos políticos en detención preventiva y en ocasiones arbitraria.

Aproximadamente a esa misma hora del viernes por la tarde también fue detenido el periodista independiente Tesfalem Waldyes, cuya casa fue asimismo registrada antes de llevárselo a Maikelawi. La mañana del sábado 26 de abril fue detenida otra periodista independiente y amiga del grupo Zone 9, Edom Kasaye, a quien la policía llevó a Maikelawi tras acompañarla a su domicilio y registrarlo.

"Los detenidos deben ser puestos en libertad de inmediato, salvo que se les acuse de algún delito común reconocible”, ha dicho Claire Beston.

"También debe permitírseles acceder inmediatamente a sus familiares y abogados.”

Los detenidos están en régimen de incomunicación. Según los informes, cuando sus familiares fueron a Maikelawi la mañana del sábado 26 de abril, les dijeron que podían dejarles comida, pero no les permitieron verlos.

El grupo Zone 9 había suspendido temporalmente sus actividades en los últimos seis meses, tras denunciar sus miembros que se sentían mucho más vigilados y acosados. El 23 de abril, el grupo anunció en las redes sociales que volvían al activismo y a publicar entradas en los blogs. Dos días después, fueron detenidos.

No se sabe lo que provocó la detención del periodista Tesfalem Waldyes, pero es conocido por escribir comentarios independientes sobre cuestiones políticas.

Por su parte, el partido de oposición Semayawi (Azul), afirma que, durante los días 24 y 25 de abril, fueron detenidos más de 20 de sus miembros. El partido estaba organizando una manifestación para el domingo 27 de abril y habían enviado la notificación necesaria a las autoridades de Addis Abeba, que, según los informes, había autorizado el acto.

Según los informes, los miembros del partido detenidos, entre los que figura su vicepresidente, están en varias comisarías de la ciudad, como la 6ª de Kazanchis, la de Gulele y la de Yeka.

Los informes indican que el presidente del partido, Yilkil Getnet, también fue detenido, pero quedó en libertad el viernes por la noche.

En el último año, el partido Semayawi ha organizado varias manifestaciones, cuyos organizadores y participantes han sido arrestados y detenidos temporalmente en varias ocasiones.

En marzo, siete mujeres miembros de Semayawi fueron detenidas durante una carrera conmemorativa del Día Internacional de la Mujer en Addis Abeba, tras entonar lemas como “¡Necesitamos libertad! ¡Libertad para los presos políticos! ¡Necesitamos justicia! ¡Libertad! ¡No nos dividan!”. Tras pasar diez días detenidas, las mujeres fueron puestas en libertad sin cargos.

“A un año aún de las elecciones generales, el gobierno etíope está cerrando todos los resquicios que quedaban en su férreo control de la libertad de expresión, opinión y pensamiento en el país”, ha dicho Claire Beston.