Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Más de un millón de personas se unen a la campaña global para exigir al gobierno iraní la libertad de Nasrin Sotoudeh

Acto frente a la Embajada de Irán en Madrid © Adolfo Luján

“Más de un millón de personas en todo el mundo se han unido para expresar su indignación ante la condena a 38 años y seis meses de cárcel y 148 latigazos impuesta a la destacada abogada iraní de derechos humanos Nasrin Sotoudeh en dos juicios manifiestamente injustos”, ha anunciado hoy Amnistía Internacional, tras hacer entrega en embajadas iraníes de todo el mundo de las firmas que piden su libertad.

Para conmemorar el primer aniversario de la detención de Nasrin Sotoudeh, Amnistía Internacional ha organizado una entrega global de las firmas recogidas para pedir a las autoridades iraníes su libertad inmediata e incondicional. De acuerdo con las normas de Irán sobre ejecución de condenas, Nasrin Sotoudeh tendrá que cumplir 17 años de cárcel.

“La cruel condena impuesta a Nasrin Sotoudeh por defender los derechos de las mujeres y alzarse contra las leyes discriminatorias y degradantes de Irán que imponen el uso del velo ha conmocionado al mundo entero. La injusticia de su caso ha llegado al corazón de cientos de miles de personas que, en una conmovedora muestra de solidaridad, han alzado la voz para exigir su libertad”, dijo Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y Norte de África de Amnistía Internacional.

“Esperamos que el apoyo a la campaña de Amnistía Internacional muestre a Nasrin Sotoudeh que, a pesar de tener que sufrir una atroz pesadilla, no está sola. La continuación de su reclusión ha dado proyección internacional a las profundidades de la represión que ejercen las autoridades iraníes. Hoy les enviamos un mensaje claro: el mundo está mirando y nuestra campaña continuará hasta que Nasrin Sotoudeh sea libre”.

El caso de Nasrin Sotoudeh es representativo de la represión general desatada por las autoridades iraníes en los últimos años para aplastar a la sociedad civil iraní y silenciar a quienes defienden los derechos humanos en el país. Amnistía Internacional pide a las autoridades iraníes que detengan los ataques contra quienes defienden los derechos humanos, como los abogados y abogadas de derechos humanos y las personas que defienden los derechos de las mujeres. El último caso es el de Amirsalar Davoudi, condenado la semana pasada a 30 años de cárcel y 111 latigazos por utilizar Telegram y atender entrevistas con medios de comunicación denunciando violaciones de derechos humanos.

“Esta campaña demuestra que, estemos en Argentina, Camerún, Japón, Pakistán o España, lo que nos une es nuestra humanidad común y tenemos que hacer frente a las violaciones de derechos humanos con independencia del lugar del mundo en el que se cometan”, concluyó Philp Luther.

A 10 de junio, han firmado la petición de Amnistía Internacional 1.188.381 personas.

Información complementaria
Nasrin Sotoudeh es una destacada abogada de derechos humanos y defensora de los derechos de las mujeres que ha dedicado su vida a trabajar pacíficamente por los derechos humanos, oponiéndose incluso a las leyes discriminatorias sobre el uso obligatorio del velo y a la pena de muerte. Fue detenida en su domicilio el 13 de junio de 2018.

En marzo de 2019, fue condenada a 33 años y seis meses de prisión y a 148 latigazos en relación con su trabajo por los derechos humanos. De acuerdo con las normas de Irán sobre ejecución de condenas, el tiempo real de condena que tendrá que cumplir en este caso será 12 años.

En septiembre de 2016, Nasrin Sotoudeh había sido condenada en ausencia a cinco años de prisión en otra causa, también relacionada con su trabajo por los derechos humanos.

Sumando ambas causas, se le han impuesto en total 38 años y seis meses de prisión, de los que tendrá que cumplir 17 años.

 

38 años de cárcel y 148 latigazos para destacada abogada iraní

¡Firma!