Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional aporta nuevos testimonios de tortura en el Cuarto Aniversario de la llegada de los primeros presos a Guantánamo

Cuatro años es demasiado

[...] los peores días de mi detención estuvieron llenos de privaciones, humillaciones, opresión y tensión psicológica [...]

[...] sólo se me permitía hablar con las tres personas encargadas de torturarme [...]

[...] Me convertí en un castillo de naipes, siempre derrumbándose: por dondequiera que tratas de levantarlo, siempre se cae

Testimonio de Jumah al-Dossari, ciudadano de Bahréin detenido en Guantánamo desde enero de 2002.

 

Londres/Madrid.- En el cuarto aniversario de las primeras transferencias de detenidos al centro de detención estadounidense de Guantánamo (Cuba), Amnistía Internacional presenta nuevos testimonios sobre el uso de la tortura y los malos tratos contra presos en este centro, así como nuevos detalles sobre los casos de otros detenidos.

 

Entre los testimonios está el de uno de los primeros detenidos trasladados a Guantánamo, Jumah al-Dossari, ciudadano de Bahréin de 32 años, a quien llevaron a la base naval estadounidense en enero de 2002 tras permanecer detenido por las fuerzas estadounidenses en la base aérea de Kandahar, en Afganistán.

 

En su testimonio, corroborado por personas que ya han salido de Guantánamo, Jumah al-Dossari hace varias denuncias de tortura y malos tratos físicos y psíquicos infligidos por personal estadounidense tanto a él como a otros presos en Afganistán y Guantánamo.

 

"En Guantánamo se ha tratado a unos 500 hombres con un desprecio absoluto y total que nadie debería verse obligado a soportar. No es sorprendente que, tras años de incertidumbre sobre su suerte, algunos de estos hombres hayan expresado su deseo de morir antes que seguir en Guantánamo indefinidamente", ha dicho Amnistía Internacional.

 

Amnistía Internacional también ha revelado nuevos detalles sobre los casos del periodista de Al Yazira Sami al Hajj, trasladado a Guantánamo en junio de 2002 tras pasar tiempo detenido en Bagram y Kandahar, y sobre el caso de Abdulsalam al-Hela, empresario yemení que fue víctima de entrega y detención secreta antes de ser trasladado a Guantánamo.

 

Hoy, miles de activistas de Amnistía Internacional en más de 38 países enviarán peticiones al presidente Bus y al fiscal general Gonzales para que todos los detenidos en Guantánamo tengan un juicio con las debidas garantías y se investiguen todos los informes de torturas y malos tratos en ese centro de detención.

 

"No valen medias tintas con Guantánamo. El centro debe cerrarse y promoverse urgentemente una investigación sobre las decenas de informes de tortura y malos tratos que han tenido lugar en él desde 2002"

 

Peticiones al Gobierno español

La Sección española de Amnistía Internacional se ha dirigido por carta al Gobierno español para solicitarle que pida el cierre de Guantánamo y condene expresamente las violaciones de derechos humanos que están produciéndose en Guantánamo. Son ya cuatro años de silencio ante un limbo legal sin precedentes.

 

Además, la organización se ha dirigido a las autoridades españolas para que exijan al Gobierno de Estados Unidos que permita el acceso a Guantánamo a los observadores especiales de la ONU, como el Relator Especial sobre la Tortura o los miembros del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas, para que puedan elaborar un informe sobre el respeto a los derechos humanos por parte del Gobierno norteamericano.

 

Estas mismas peticiones se han trasladado también a la presidencia austriaca de la Unión Europea.

 

Campaña para cerrar Guantánamo

Amnistía Internacional tiene en marcha una campaña en Internet que exige al Presidente Bush el cierre de Guantánamo. La organización solicita también al mandatario que acuse formalmente a los detenidos aplicándoles las leyes estadounidenses ante los tribunales, o si no, que los ponga en libertad. Igualmente, reclama que desvele el resto de centros y que respalde una investigación completa e independiente sobre las políticas y prácticas de detención e interrogatorio, incluidos la tortura y los malos tratos llevados a cabo en Guantánamo. Se llevan recogidas más de 130.000 firmas. Cualquier persona que lo desee puede enviar un rotundo mensaje contra la tortura a la Administración norteamericana y lograr que se cierre Guantánamo a través de la página www.actuaconamnistia.org.