Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional condena los homicidios indiscriminados de las FARC

Londres.- La reciente oleada de homicidios de civiles constituye una violación grave y deliberada del derecho internacional humanitario, según ha declarado hoy Amnistía Internacional, en respuesta a los informes de homicidios de civiles atribuidos a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en los departamentos de Caquetá y Huila.

 

El 27 de febrero, las guerrillas de las FARC mataron presuntamente a al menos ocho concejales del municipio de Rivera, departamento de Huila. Los homicidios tuvieron lugar cuando hombres armados abrieron fuego contra los concejales durante una reunión del concejo. Este ataque había venido precedido de repetidas amenazas de las FARC advirtiendo a los concejales del departamento de Huila y otras regiones de Colombia de que dimitieran o los matarían.

 

También antes de estos homicidios las FARC habían atacado presuntamente, el 25 de febrero, un autobús en el departamento de Caquetá, en el que murieron al menos nueve civiles, dos de ellos menores. Este ataque tuvo lugar después de que las FARC impusieran una prohibición a la circulación de todos los vehículos en la región. En el pasado, las guerrillas de las FARC han quemado vehículos y han dado muerte a civiles que han hecho caso omiso de prohibiciones de circular similares.

 

Los homicidios hacen temer seriamente por la seguridad de las personas que ocupan cargos estatales y designados por elección, en vísperas de las elecciones del 12 de marzo al Congreso, y por la de otros civiles en otras partes del país, en un contexto de restricciones similares a la libertad de circulación impuestas por las FARC.

 

Una vez más, Amnistía Internacional subraya la necesidad urgente de que el gobierno y las fuerzas de guerrilla alcancen un acuerdo humanitario para apartar del conflicto a la población civil. Además, las fuerzas de guerrilla deben comprometerse inmediatamente a respetar el derecho internacional humanitario.

 

Las autoridades de Colombia deben garantizar que los responsables de ese tipo de actos comparecen ante la justicia. Pero a Amnistía Internacional le preocupa el hecho de que la legislación promulgada recientemente por el gobierno garantizará que quienes violan los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, incluidas las fuerzas de seguridad, los paramilitares respaldados por el ejército y la guerrilla, conseguirán eludir la justicia. Estas medidas transmiten a los combatientes el peligroso mensaje de que pueden seguir atacando a civiles con casi total impunidad.