Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Salva la vida de Magai Matiop, condenado a muerte a los 15 años

El año pasado, siete personas fueron ahorcadas en Sudán del Sur: una de ellas, como Magai, era solo un niño.

Magai Matiop Ngong dejó de correr, de cantar y de soñar en 2017. Se enzarzó en una pelea con un vecino. Su primo trató de separarlos, y Magai tomó el rifle de su padre y efectuó unos disparos de advertencia al suelo. Una de las balas rebotó y alcanzó a su primo, que murió más tarde en el hospital. Fue declarado culpable de asesinato y condenado a muerte en la horca. Tenía 15 años.

Magai no tuvo asistencia letrada durante el juicio, y solo la obtuvo cuando fue trasladado de prisión. Dos años después de su sentencia, Magai está condenado a muerte en la Prisión Central de Juba. Canta canciones de gospel en la iglesia de la prisión para mantener su espíritu y no ha perdido su esperanza “de salir y continuar la escuela”.

El año pasado, siete personas fueron ahorcadas en Sudán del Sur: una de ellas, como Magai, era solo un niño. Según la Constitución de Sudán del Sur y la Convención sobre los Derechos del Niño, las personas menores de 18 años en el momento del delito no pueden ser condenados a muerte.

Pide al presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, que detenga esta barbarie.

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 20.000
14.445 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre al Presidente de Sudán del Sur.

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y correo electrónico.

President of South Sudan Salva Kiir Mayardit

Estimado Señor,

Le escribo para pedirle que cancele la sentencia contra Magai Matiop Ngong, un joven de 17 años condenado a muerte en Sudán del Sur. Tenía 15 años cuando fue declarado culpable del asesinato de su primo y condenado a muerte en la horca. Durante su juicio, Magai no tuvo un abogado.

Ninguna persona menor de 18 años en el momento de cometer un delito puede ser condenada a muerte, y mucho menos, ejecutada. El uso de la pena de muerte contra personas como Magai está estrictamente prohibido por la Sección 21 (2) de la Constitución de Transición de la República de Sudán del Sur y por la Convención sobre los Derechos del Niño.

Atentamente,

Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:
Completa el siguiente formulario:
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad