Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Raqqa, una guerra de aniquilación - ¡Exige cuentas a Estados Unidos, Reino Unido y Francia!

Familia de Raqqa
Munira, madre de 9, perdió a 18 miembros de su familia en 2017 en Raqqa.
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 10.889 firmantes

Esta acción ha finalizado. Damos las gracias a las 10.889 personas que han firmado esta petición para que la Coalición liderada por Estados Unidos reconozca la magnitud y gravedad de la pérdida de vidas civiles en la ciudad siria de Raqqa, investigue los ataques que causaron esas muertes, publique sus conclusiones y garantice reparación para las víctimas.

La publicación del informe de Amnistía Internacional en junio de 2018, sobre la operación de la Coalición para expulsar al grupo armado Estado Islámico de la ciudad, ha tenido un primer impacto. A pesar de una primera reacción negativa, el 26 de julio la Coalición militar dirigida por Estados Unidos admitió que sus bombardeos aéreos realizados entre junio y octubre de 2017 habían causado la muerte de 77 civiles, entre los que había 24 niños y niñas y 25 mujeres, casos documentados por Amnistía Internacional en Raqqa. La Coalición había restado importancia a estos casos considerándolos “carentes de credibilidad”, y altos cargos habían ridiculizado la investigación de AI calificándola de “ingenua” e “irresponsable” en los medios de comunicación y otros foros públicos. Pero ahora esta admisión demuestra el valor de nuestras investigaciones. Si no se investigan rigurosamente los miles de ataques de la Coalición en Raqqa, es probable que nunca se determine la verdadera escala de las muertes de civiles y que la Coalición continúe rechazando la mayoría de las acusaciones.

Petición antes del cierre

El año pasado, la Coalición liderada por Estados Unidos en la que participaban Francia y Reino Unido, mató a familias enteras en Raqqa, en el noreste de Siria.


En junio de 2017, la Coalición lanzó una operación militar para expulsar al grupo armado autodenominado Estado Islámico. Pero en vez de limitarse a atacar al Estado Islámico, mató a centenares de civiles, hirió a miles más y destruyó gran parte de la ciudad.

Nuestros investigadores Donatella Rovera y Ben Walsby han estado en Raqqa y afirman que el nivel de destrucción que allí han presenciado va más allá de lo que han podido ver durante décadas documentando el impacto de las guerras. Viviendas, edificios privados y públicos e infraestructuras quedaron reducidos a escombros o sufrieron daños irreparables.

Así que, aunque la Coalición asegura que su campaña aérea de precisión permitió expulsar al Estado Islámico de Raqqa causando muy pocas víctimas civiles, esto simplemente no es verdad. Familias enteras murieron en Raqqa. Familias como las nuestras. Pide verdad y justicia para esas personas y sus seres queridos y contribuye así a que no caigan en en el olvido.

Firma para pedir a la Coalición liderada por Estados Unidos que reconozca la magnitud y gravedad de la pérdida de vidas civiles en Raqqa,
investigue los ataques que causaron esas muertes, publique sus conclusiones y garantice reparación para las víctimas.

Si conseguimos que se esclarezca lo que pasó en Raqqa y haya justicia, podremos ayudar a que crímenes similares no se repitan en el futuro.