Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

MUNDIAL DE FÚTBOL QATAR 2022: TARJETA ROJA A LOS ABUSOS LABORALES

Balón de futbol sobre la bandera de Qatar

Que la Copa del Mundo 2022 sea un éxito no depende solo de los futbolistas. Detrás del brillo del Mundial está el trabajo de miles de personas migrantes, la clave para hacer realidad el sueño de Qatar 2022. Pero 10 años después de que la FIFA concediera el torneo a Qatar, miles siguen bajo la explotación de patrones sin escrúpulos. Millones de hombres y mujeres de Asia y África han llegado a Qatar en busca de un futuro mejor. Son el 95% de la mano de obra del país y están construyendo los estadios, las carreteras, el metro. Cuando comience el torneo, atenderán a los jugadores y a las aficiones en hoteles, restaurantes, transportes, etc. de todo Qatar.

A día de hoy, mientras la FIFA se dispone a generar enormes beneficios, miles de trabajadores y trabajadoras siguen sufriendo abusos y explotación, incluso en los proyectos de la Copa del Mundo. Abusos que incluso han provocado la muerte de muchas de estas personas tras jornadas laborales interminables, al aire libre y soportando altísimas temperaturas. Aunque se han hecho progresos en materia de derechos laborales, los continuos abusos demuestran que Qatar y la FIFA aún tienen que hacer mucho más para que la Copa Mundial deje un legado positivo.

La FIFA tiene la clara responsabilidad de actuar pero la realidad es que los trabajadores de todo Qatar siguen siendo objeto de explotación. Por eso debe tomar medidas urgentes para garantizar que todas las personas que trabajan en la organización de la Copa del Mundo puedan disfrutar de sus derechos, y exigir públicamente a Qatar que aplique urgentemente reformas para que quienes tanto contribuyen al torneo puedan cumplir sus propios sueños de una vida digna para ellos y sus familias.
                                                              
Podemos hacer que Qatar 2022 cambie las reglas del juego para los trabajadores y trabajadoras migrantes. Escribe al Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, para que la FIFA deje de ignorar sus responsabilidades.

¡Firma!

Firma la petición

Ayúdanos a llegar a 10.000

Firma y enviaremos esta petición en tu nombre al Presidente de la FIFA.

Completa el siguiente formulario:

El email es requerido o tiene un formato incorrecto

El nombre es requerido o tiene un formato incorrecto

Los apellidos son requeridos o tienen un formato incorrecto

El teléfono tiene un formato incorrecto

Selecciona un país

Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad