Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Polonia: los derechos de las minorías sexuales son derechos humanos

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 6.435 firmantes

Petición antes del cierre

Personalidades políticas y miembros del Gobierno alientan la intolerancia
y la violencia contra las minorías sexuales en Polonia.

Esta acción ha finalizado. Gracias a los más de 6.000 activistas que han apoyado esta acción enviando sus cartas a las autoridades polacas. Amnistía Internacional se dirigirá a la Embajada de Polonia en nuestro país detallando los motivos de preocupación por las prácticas y actitudes homófobas alentadas desde las instituciones polacas.

 

Petición original:

 

“Si los desviados comienzan a manifestarse, habrá que aporrearlos.”
Wojciech Wierzejski, diputado de la Asamblea Nacional de Polonia (11 de mayo de 2006)

 

Declaraciones como ésta son vertidas demasiado a menudo por representantes políticos y miembros del Gobierno de Polonia. Además de atentar al principio de no discriminación reconocido en la Carta de Derechos Humanos, y los compromisos que Polonia firmó al entrar en la UE, estas manifestaciones homófobas sirven para alimentar el clima de inseguridad con el que los colectivos LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero) ejercen su derecho a la libertad de expresión en aquel país.

 

En 2005 y 2006, activistas de los derechos de las minorías sexuales fueron atacados en diferentes ocasiones cuando ejercían su derecho a la manifestación pacífica. En otras ocasiones han tenido que afrontar la prohibición de actividades públicas a favor de la tolerancia.

 

El pasado mes de marzo, el Viceministro de Educación, Miroslaw Orzechowski anunció la posibilidad de promover una ley que prohíba “la promoción de la homosexualidad o cualquier otra desviación” en los centros educativos -aunque el proyecto, de momento, aún no ha prosperado-. Otros políticos de alto nivel como el Vice-Primer Ministro o el propio Presidente de Gobierno, Lech Kaczynski, también han realizado declaraciones en foros europeos en contra de que las y los homosexuales puedan “promover su orientación sexual”.