Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo
Justyna Wydrzyńska, activista abortista polaca

Justyna Wydrzyńska. © Karolina Jackowska

Blog

Mi primera audiencia ante un tribunal: Carta de la activista abortista polaca Justyna

Por Justyna Wydrzyńska, activista abortista polaca,

Tengo un nudo en la garganta y el estómago cerrado. Estoy nerviosa pero, ¿quién no lo estaría? Es la primera vez que me siento en el banquillo de los acusados. Estoy muy preocupada por si no puedo mantener la calma en el tribunal, por si acabaré llorando hecha un manojo de nervios.

Me veo en las fotos que habéis compartido, leo todas esas hermosas palabras que escribís sobre mí. Pienso que no es posible. Y os estoy extraordinariamente agradecida. Sabía que la comunidad proabortista era muy solidaria, pero lo que está ocurriendo es increíble.

Quiero transmitiros mi más profundo agradecimiento. Por cada mensaje privado, cada llamada telefónica. Cada declaración pública de apoyo o cartel colgado anónimamente. Cada mensaje enviado a las amistades, cada entrevista y cada comentario. Cada historia de Instagram, cada grafismo y cada testimonio.
Casi me impide respirar y me hace llorar de emoción.

Gracias a vosotras tengo la fuerza necesaria para hacer frente a este problema. Gracias a todas, a todos, porque sé que no estoy sola.

Os pido disculpas por no haber podido verlo todo y por no haber podido contestado enseguida. Me resulta difícil afrontar esta situación, saber que mis fotos están “por todas partes”.

Hay miles de personas #comojustyna [#likejustyna], miles que no quieren darse a conocer, porque creen que lo que hacen no es importante. Pero están brindando ayuda a compañeras y compañeros, a hermanas, a amistades y a otras personas que les son completamente desconocidas. Están ahí, ni más ni menos, cuando alguien necesita apoyo con su aborto. Y por eso les doy sinceramente las gracias. Somos fuertes porque estamos juntas en esto.

Los próximos días van a ser muy difíciles para mí. La tensión que todo esto lleva asociada es muy alta y no me resulta en absoluto indiferente. Pero voy a presentarme ante el tribunal con el corazón en paz.

Sé que he hecho lo correcto porque apoyar el aborto está bien si ello significa que otras mujeres también consiguen esa paz.

Abrazos,

Justyna Wydrzyńska.

Contenidos relacionados