Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

La estudiante Taibeh Abbasi está en riesgo inminente de ser deportada a Afganistán

Taibeh y su familia tenían hasta el 11 de marzo para abandonar Noruega. Aunque aún siguen en Noruega su deportación podría ocurrir en cualquier momento. Mientras tanto, el apoyo mostrado por personas de todos los rincones del mundo le ha dado fuerzas a Taibeh para para acabar el curso y graduarse este 21 de junio.

ACTUALIZACIÓN (6 de julio de 2018):

El último recurso para no ser deportada Taibeh y su familia a Afganistán ha sido rechazado. Su deportación ahora podría ocurrir en cualquier momento. El apoyo mostrado por personas de todos los rincones del mundo le ha dado fuerzas a Taibeh para para acabar el curso y graduarse el pasado 21 de junio.

El Consejo de Apelaciones, aunque ha reconocido que hay fuertes consideraciones humanitarias que afectan el caso, ha confirmado la decisión anterior y ha dictaminado que Taibeh y su familia deben regresar a Afganistán. La decisión de las autoridades migratorias noruegas no solo es devastadora para Taibeh y su familia, sino que también es muy cruel. Mientras que al hermano menor de Taibeh, que aún tiene 15 años, se le ha permitido permanecer en el país hasta que cumpla 18 años, ella, su madre y su hermano de 20 años están obligados a abandonar el país. Este caso ilustra lo que en realidad es una elección imposible para la familia: separar la familia o mantenerla unida y volver al conflicto y la inseguridad en Afganistán.

Taibeh, de 18 años, sueña con terminar el instituto el próximo verano y estudiar medicina, pero en este momento vive con miedo a ser devuelta, junto con su madre y dos hermanos, a Afganistán, un país devastado por la guerra en el que nunca ha estado.

Taibeh nació en Irán, país al que emigraron sus padres en 1998, huyendo del régimen talibán. La discriminación que sufrían por pertenecer a la minoría étnica Hazara provocó su huida a Noruega en 2012, donde recibieron el estatuto de refugiados. Sin embargo, y a pesar de que toda la familia está muy integrada en su entorno, en 2014 les revocaron este estatuto y empezó un periplo judicial, político y administrativo que está en sus últimas instancias. Taibeh y su familia pueden ser deportados en cualquier momento.

No son un caso único, desgraciadamente, pero tampoco están solos. Desde 2017 miles de estudiantes de Noruega y activistas de todo el mundo se han movilizado en la calle, en redes sociales, en Noruega y en el mundo para evitar que Taibeh sea devuelta a Afganistán junto con su familia.

Súmate a nuestra lucha. Pide a Erna Solberg, la Primera Ministra y lider del Partido Conservador, que es la persona que tiene el poder para parar la deportación. Firma y comparte con tus redes hoy mismo.

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 80.000
77.866 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre a Erna Solberg, Primera Ministra y lider del Partido Conservador

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y correo electrónico.

Estimada Primera Ministra

Le escribo para pedirle que anule la deportación a Afganistán de Taibeh Abbasi, su madre y sus dos hermanos.

Taibeh Abbasi es afgana, pero nació en Irán. Nunca ha estado en Afganistán. Huyó a Noruega con su madre y sus dos hermanos en 2012. En Kabul está especialmente expuesta por ser mujer. Ser devuelta a Afganistán supondá no poder tener una educación y una profesión. Taibeh quiere ser médico y está totalmente integrada en Noruega.

En los últimos años casi diez mil solicitantes de asilo en Europa han sido devueltos a Afganistán, a pesar de que se enfrentan a graves peligros. Noruega afirma que los afganos pueden ser devueltos porque el país es seguro, pero 2016 fue el año más mortífero en Afganistán desde que se registra esta información. Devolver a la gente en este momento es cruel, irresponsable e ilegal y contrario al derecho internacional. Deben detenerse todas las devoluciones de personas afganas que se enfrentan a un riesgo real de tortura, violación, e incluso la muerte, si son devueltas a su país.

Atentamente,

Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:
Completa el siguiente formulario:
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad