Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Marruecos: Libertad para la periodista Hajar Raissouni

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 6.873 firmantes

¡BUENAS NOTICIAS! La periodista Hajar Raissouni fue puesta en libertad el 16 de octubre, después de que ella, su prometido y los tres miembros del personal médico condenados en el mismo caso, recibieran un perdón del Rey de Marruecos Mohamed VI.

Desde Amnistía Internacional nos alegramos de esta noticia, aunque el perdón real no borra la grave injusticia que han sufrido. Ella y los otros cuatro involucrados en este caso nunca deberían haber sido detenidos o condenados.

Este caso muestra cuánto trabajo aún se necesita para proteger los derechos de las mujeres en Marruecos. Las autoridades marroquíes deben despenalizar urgentemente el aborto y derogar todas las demás leyes que discriminan a las mujeres.

Petición antes del cierre

El 31 de agosto la periodista Hajar Raissouni fue detenida con su novio a la salida de una clínica en Rabat. También fueron detenidos su médico y otras dos personas que trabajan en la clínica.

Aunque en el informe médico no hay pruebas de que Hajar se sometiera a un aborto, según su abogado, el 30 de septiembre Hajar y su novio fueron condenados a un año de cárcel por delitos relacionados con el aborto y mantener relaciones sexuales extramatrimoniales. El médico que practicó el presunto aborto fue declarado también culpable y condenado a dos años de prisión, y a dos miembros de su personal les impusieron condenas condicionales de prisión, de un año y ocho meses, respectivamente.

Hajar ha relatado que le interrogaron sobre sus artículos de carácter político y sobre su familia, vinculada a movimientos islámicos en Marruecos. ¿Acusarla de aborto en Marruecos, un país donde está penalizado en casi todas las circunstancias, es solo una excusa por sus artículos críticos con las autoridades? No sería descabellado. Nos tememos que su detención tenga una motivación política y esté relacionada con su trabajo como periodista.  

Finalmente, recordamos: Según el derecho internacional, las mujeres tienen derecho a tomar sus propias decisiones en materia sexual y reproductiva. Tipificar como delito servicios de salud, incluido el aborto, que sólo necesitan las mujeres es discriminación de género.

Tu firma sigue siendo importante para pedir que se anulen todas las condenas.