Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Magreb: Víctimas al cuadrado

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 11.409 firmantes

Petición antes del cierre

Meriem Ben Mohamed fue acusada de conducta inmoral cuando denunció una violación. Amina Filali se suicidó cuando la obligaron a casarse con su violador.

Esta acción ha finalizado (21 de agosto de 2014)

Las autoridades argelinas anunciaron en julio 2014 que revisarían el Código Penal para mejorar la protección de las mujeres contra la violencia. Aunque el alcance de la revisión y su plazo no están claras, las autoridades han anunciado su intención de abordar la violencia de género.

Por otro lado el 13 de agosto, el Secretario de Estado a cargo de la familia y los asuntos de las mujeres de Túnez presentó un proyecto de ley sobre la violencia contra las mujeres a la Asamblea Nacional Constituyente, con miras a su adopción antes del 25 de noviembre de este año.

Ambos son pasos en una buena dirección. Desde Amnistía Internacional seguiremos trabajando para mejorar la protección de las supervivientes de la violencia sexual, promoviendo reformas integrales en la legislación de  Argelia, Túnez, Marruecos y Sáhara Occidental.

Petición antes del cierre

Meriem Ben Mohamed (nombre ficticio), de 27 años, denunció que había sido violada por dos agentes de policía en la ciudad de Túnez en septiembre de 2012. Las autoridades, en lugar de investigar su denuncia, la acusaron de conducta inmoral.

Cuando a Amina Filali, una chica marroquí de 16 años, la obligaron a casarse con el hombre que, según dijo, la había violado, vio el suicidio como única vía de escape.

En Argelia, Marruecos y Sáhara Occidental y Túnez, la legislación no protege a las supervivientes de la violencia sexual, sino que las discrimina, estigmatiza y agrava su sufrimiento. En los tres países hacen falta con urgencia reformas legales integrales, en consulta con los grupos de derechos de las mujeres, para abordar la violencia sexual contra las mujeres y niñas.

La campaña "Mi cuerpo, mis derechos" de Amnistía Internacional pide a los gobiernos que aborden y erradiquen las leyes, políticas y prácticas discriminatorias que violan los derechos sexuales y reproductivos reconocidos internacionalmente. ¡Ayúdanos!