Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Israel/Gaza: Personal médico, pacientes y hospitales bajo ataque

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 21.804 firmantes

Petición antes del cierre

El ejército israelí ha atacado ambulancias y centros médicos en toda la Franja de Gaza.

Esta acción ha finalizado (28 de agosto de 2014)

Damos las gracias a las más de 21.000 personas que han apoyado la petición para que el ejército de Israel dejase de atacar centros médicos y ambulancias en la Franja de Gaza.

Amnistía Internacional trabajará para reclamar una investigación independiente e imparcial de los bombardeos y otros ataques contra hospitales, ambulancias, pesonal médico y pacientes durante la operación Margen Protector. Las víctimas y sus familiares tienen derecho a conocer la verdad, a obtener justicia y reparación. Estas y otras violaciones de derechos humanos en Gaza y el sur de Israel no pueden quedar en la impunidad; la impunidad sólo genera más violencia.

Petición antes del cierre

Durante la operación militar de Israel, que comenzó el 8 de julio, se ha atacado a ambulancias y centros médicos en toda la Franja de Gaza. Según información de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, hasta el 2 de agosto, al menos cinco hospitales y 34 centros médicos habían tenido que cerrar por haber sufrido daños o como consecuencia de las hostilidades en sus inmediaciones. Además, al menos 15 miembros de los servicios médicos y de urgencias han muerto cumpliendo con su deber, y decenas más han resultado heridos.

Especialmente graves han sido los ataques llevados a cabo desde que las fuerzas israelíes iniciaron la ofensiva terrestre el 17 de julio. Desde entonces, son muchos los testimonios de médicos, personal hospitalario y de ambulancias que han denunciado ataques a equipos médicos que intentaban evacuar a personas heridas. También han sido atacados hospitales y centros médicos, entre ellos el hospital de Al Nayyar, y el pasado 1 de agosto, el hospital de Al Shifa. En algunas áreas, como los distritos de Rafá y Jan Yunis, ha llegado a impedirse el acceso para retirar los cadáveres de personas fallecidas durante los ataques. 

En toda la Franja de Gaza los hospitales carecen del combustible y la electricidad necesarios, no reciben el suministro suficiente de agua y tienen escasez de equipo médico y medicamentos esenciales, problemas debidos a los siete años de bloqueo israelí y que eran ya graves antes de las actuales hostilidades. Decenas de personas heridas de gravedad pueden morir si no son trasladadas con urgencia a hospitales fuera de Gaza.

Israel no está eximido de su responsabilidad de cumplir el derecho internacional humanitario, por lo que debe proteger los hospitales, así como el personal médico y de urgencias, ambulancias y pacientes. ¡Actúa!