Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Irán: encarcelada por defender el derecho de las mujeres a asistir a eventos deportivos

Retrato de Ghoncheh Ghavami
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 16.113 firmantes

Petición antes del cierre

La iraní Ghoncheh Ghavami ha sido condenada a un año de cárcel por defender el derecho de las mujeres a asistir a partidos de voleibol. Es presa de conciencia y debe ser puesta en libertad de forma inmediata e incondicional.

Esta acción ha finalizado (24 de noviembre de 2014)

Damos las gracias a las más 16.000 personas que han respaldado la petición de Amnistía Internacional para que Ghonchech Ghavami fuese liberada.

Esta activista iraní ha sido puesta en libertad bajo fianza a la espera de la vista de apelación que tendrá lugar dentro de unas semanas. Es una buena noticia pero todavía no se le han retirado los cargos.

Amnistía Internacional sigue trabajando para que se le retiren todos los cargos y para que tanto ella como los demás activistas pacíficos tengan derecho a la libertad de expresión, reunión y asociación.

Petición antes del cierre

Ghoncheh Ghavami nunca se imaginó la pesadilla que le esperaba el día que decidió ir a buscar su teléfono móvil al centro de detención de Vozara, en Teherán. El 20 de junio se lo habían confiscado tras ser detenida en una protesta pacífica contra la prohibición impuesta a las mujeres de asistir a los partidos de la Liga Mundial de Voleibol, que se celebraba en el país. Según  activistas y periodistas presentes, la policía hizo uso excesivo de la fuerza para disolver la protesta y detuvo a varias personas, incluida Ghoncheh. Tras ser liberada, le dijo a una amiga que la abofetearon y la arrastraron por el suelo cuando la detuvieron. Como consecuencia de ello, tenía moratones en el codo y en la espalda.

Esta joven de 25 años, de doble nacionalidad iraní y británica, se encuentra encarcelada desde el 30 de junio en la prisión de Evin. El 1 de noviembre inició su segunda huelga de hambre tras conocer que la han condenado a un año de prisión y a la prohibición de viajar al extranjero durante dos años. La sentencia no le ha sido comunicada formalmente ni a ella ni a su abogado lo que impide que pueda ser recurrida.

Tras la creación de Estado Islámico de Irán en 1979, Irán impuso una prohibición a las mujeres de asistir a partidos de fútbol en los estadios. En 2013, se amplió la prohibición a los partidos de voleibol. Las autoridades iraníes han manifestado en varias ocasiones que va en contra del interés público permitir que mujeres y hombres acudan juntos a los estadios, y que la prohibición discriminatoria impuesta a las mujeres iraníes las beneficia, ya que las protege del comportamiento lascivo de los espectadores masculinos.

Ghoncheh Ghavami es presa de conciencia, encarcelada únicamente por haber participado en una protesta pacífica. Exige a las autoridades iraníes su liberación inmediata y sin condiciones. ¡Actúa!