Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Colombia: Asesinan a hijo de defensor asesinado

Retrato de Bernardo Cuero
Bernardo Cuero © AFRODES y Erlendy Cuero
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 9.867 firmantes

Más de 9.800 personas habéis apoyado con vuestra firma la petición dirigida al Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y al Ministro del Interior, Guillermo Rivera Flórez, para que intervenga ante la crítica situación de desprotección que sufren los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes en el departamento del Chocó y otras regiones, al igual que las y los defensores de derechos humanos.

En la actualidad, el asesinato del líder afrodescendiente Bernardo Cuero, en junio de 2017, no ha sido esclarecido. La falta de rigurosidad de la Fiscalía de Colombia ha hecho que se citara a Bernardo como testigo de su propio asesinato. Tampoco ha sido resuelto hasta el momento el asesinato, nueve meses después, de su hijo Javier Bernardo Cuero.

Seguiremos exigiendo al Gobierno colombiano que garantice protección a las personas defensoras de derechos humanos y a las comunidades más vulnerables.

¡Gracias por tu colaboración!

Petición antes del cierre

La paz firmada hace casi dos años entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC es aún una quimera para millones de personas en todo el país, incluidas las comunidades indígenas y afrodescendientes, y las personas que defienden y reclaman derechos. Su situación es crítica. Necesitan protección urgente.

(Actualización: marzo 2018)

Entre estos defensores de derechos humanos estaba Bernardo Cuero, líder afrodescendiente, que fue asesinado en junio de 2017. Su hijo, Javier Bernardo Cuero ha sido asesinado nueve meses despúes, el 19 de marzo, poco después de que se presentasen cargos contra el presunto autor material de la muerte de su padre. También han matado al hermano de Javier, Silvio Dubán Ortiz.

Los asesinos se dirigieron en moto hacia ellos y dispararon. Fue un hecho planificado. El resto de la familia puede seguir en riesgo.

Bernardo Cuero pidió en numerosas ocasiones protección para él y para su familia. Pero el Estado colombiano siempre se las denegó.

En 2017 murieron asesinados 121 defensores y defensoras de derechos humanos en Colombia. En 2018 ya van más de 20 asesinatos.

Al igual que ocurre con las personas que defienden los derechos humanos, también hay comunidades enteras que han quedado a merced de diferentes actores armados, sin que el Estado colombiano esté cumpliendo con su obligación de protegerlas. ¡Pide al gobierno colombiano que garantice protección a las personas defensoras de derechos humanos y las comunidades más vulnerables!