Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Senegal

Información extraída de nuestro INFORME 2022/2023

Se restringió la libertad de reunión y de expresión. Seguía habiendo mendicidad forzada de niños y niñas. Se declararon incendios en centros de salud debido a su deficiente mantenimiento. Las autoridades manifestaron su compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y el cambio climático siguió provocando una erosión costera que afectaba a los medios de vida de la población.

Información general

La oposición ganó las elecciones locales de enero en varios municipios, y la coalición gobernante mantuvo la mayoría en las elecciones parlamentarias de julio.

En marzo, el ejército senegalés lanzó la operación Nord Bignona para desmantelar las bases rebeldes del Movimiento de las Fuerzas Democráticas de Casamancia (MFDC) cerca de la frontera de Gambia y combatir la explotación forestal ilegal y el tráfico de madera. Según la Agencia Nacional para la Gestión de Desastres de Gambia, estas operaciones obligaron a 691 personas senegalesas a buscar refugio en Gambia. Más de 5.600 personas gambianas que vivían cerca de la frontera también se vieron desplazadas de sus localidades. En agosto, Senegal firmó un acuerdo preliminar de paz con una facción del MFDC en el que dicha facción se comprometía a desarmarse y a permitir el retorno de las personas refugiadas a sus hogares.

Libertad de reunión

El 31 de marzo, el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental afirmó que la Orden Ministerial núm. 7580 de 20 de julio de 2011, que prohibía las “manifestaciones de naturaleza política” en el centro de la capital, Dakar, violaba el derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica, y ordenó a las autoridades senegalesas que procedieran a su revocación.1 Hasta diciembre, las autoridades se habían negado a aplicar la sentencia.

En junio, durante un periodo de tensión preelectoral, las autoridades senegalesas prohibieron varias manifestaciones de la oposición. El 17 de junio, las fuerzas de seguridad detuvieron al menos a tres dirigentes de la oposición e impidieron que otros salieran de sus casas, con el fin de impedir una protesta prohibida en Dakar prevista para ese mismo día. Dethié Fall, representante nacional de la lista parlamentaria de la oposición, recibió una condena condicional de seis meses por “participación en una manifestación no autorizada”. Ahmed Aidara, alcalde de Guediawaye, recibió una condena condicional de un mes por “participación en una reunión no armada”.2

En Ziguinchor, el dirigente opositor Guy Marius Sagna fue detenido por la policía el 18 de junio junto con otros 2 hombres cuando se dirigía a visitar a 33 manifestantes detenidos la víspera. Todos ellos fueron juzgados por “participación en una manifestación no autorizada” y “alteración del orden público”. Guy Marius Sagna y otros dos activistas, Cheikh Sourate Sagna y Amadou Tom Mbodj, recibieron sendas condenas condicionales de un mes y multas de 50.000 francos CFA (unos 76 dólares estadounidenses). Los demás detenidos fueron absueltos.

Libertad de expresión

El 10 de junio, el líder opositor Cheikh Abdou Mbacké Bara Dolly fue detenido y acusado de “difamación, difusión de noticias falsas y ofensa al jefe del Estado”, tras pronunciar un discurso durante una manifestación de la oposición. Quedó en libertad provisional en julio.

El 3 de agosto, Pape Ibra Gueye, activista también conocido como “Papito Kara”, fue detenido y recluido por “difusión de noticias falsas y por “borrado, modificación, fabricación y uso de datos informáticos” para alterar titulares de periódicos. Cinco días después, otro activista, Outhmane Diagne, fue detenido y recluido por los mismo cargos. Los dos fueron acusados de crear titulares satíricos falsos de noticias de diarios.

El 6 de noviembre, Pape Alé Niang fue detenido por la policía tres días después de difundir un vídeo en vivo en Facebook en el que comentaba la vista del juicio del líder opositor Ousmane Sonko y publicaba un informe de investigación interno de la gendarmería. Fue acusado de “encubrimiento y publicación de documentos militares sin autorización de la jerarquía susceptibles de perjudicar la defensa nacional, llamamiento a la subversión y propagación de noticias falsas”.

Uso excesivo de la fuerza

El 17 de junio, en Ziguinchor y Bignona, las fuerzas de seguridad dispararon contra manifestantes durante una protesta y mataron a dos hombres, el taxista Idrissa Goudiaby y Albert “Abdoulaye” Diatta. La autopsia inicial de Idrissa Goudiaby determinó “muerte violenta por shock hemorrágico tras sufrir una herida penetrante en el cuello causada por un arma contundente y afilada como un hacha o una espada”. Una segunda autopsia solicitada por la familia y realizada por tres médicos forenses independientes determinó muerte por heridas de bala, lo que corroboró las declaraciones de testigos.

No trascendió más información sobre las investigaciones relativas a la muerte de 14 personas —12 de ellas por heridas de bala— durante las protestas en ciudades de todo Senegal en marzo de 2021.

Tortura y otros malos tratos

En las protestas de junio, las fuerzas de seguridad detuvieron los días 16 y 17 a 11 personas, a las que acusaron de planear “atentado contra la seguridad del Estado”, entre otros cargos. Uno de los detenidos, el exmilitar François Mancabou, fue sacado de su celda policial el 29 de junio y llevado al Hospital Principal de Dakar con graves lesiones. El exmilitar entró en coma y murió el 13 de julio. La familia acusó a la policía de causarle la muerte al torturarlo cuando estaba bajo custodia. La policía negó las acusaciones y afirmó que las heridas se las había infligido él mismo mientras estaba detenido. No se había abierto investigación alguna para determinar las causas de las heridas mortales que sufrió bajo custodia.

Derechos de la infancia

A pesar de la adopción por el gobierno de un proyecto de ley para modernizar la educación coránica, el texto propuesto no había sido sometido a votación parlamentaria. La ley contribuiría a impedir la mendicidad forzada de niños y niñas y a proteger los derechos de la infancia en el sistema educativo.3 El proyecto de Código de la Infancia aún no había sido examinado por el gobierno.

Derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI)

En enero, la Asamblea Nacional rechazó una propuesta de proyecto de ley cuyo objetivo era criminalizar la orientación sexual de las personas LGBTI. Las relaciones sexuales con personas del mismo sexo ya estaban tipificadas en el Código Penal senegalés. Esta propuesta se hizo a raíz de una campaña contra las personas LGBTI que llevó a cabo durante un mes una coalición de grupos que acusó a las autoridades de debilitar las costumbres sociales. La población LGBTI seguía sufriendo diversas prácticas discriminatorias, hostigamiento e intimidación pública.

Derecho a la salud

Hubo incidentes graves debido al deficiente mantenimiento de ciertos centros de salud. En mayo, 11 bebés recién nacidos murieron tras declararse un incendio causado por el escaso mantenimiento en la sección de maternidad del hospital de Tivaouane. En agosto, la sección de maternidad del hospital de Mbour se incendió debido al mal mantenimiento. Los bebés fueron rescatados y no hubo víctimas mortales.

Actuación deficiente contra la crisis climática

El cambio climático siguió causando sequías, inundaciones durante la estación lluviosa y escasez de agua. La subida del nivel del mar siguió causando erosión en localidades y barrios pesqueros —como Guet Ndar, en la ciudad de Saint-Louis—, lo que amenazaba los medios de vida y obligó a algunas comunidades a trasladarse al interior. Se estaba construyendo un dique de protección costera en parte de la península de Langue de Barbarie.4

  1. Sénégal: La Cour de Justice de la CEDEAO ordonne l’abrogation de l’arrêté interdisant les manifestations politiques au centre-ville de Dakar, 13 de mayo (sólo en francés)
  2. Senegal: Prohibitions, violence, arbitrary arrests: the right to protest is under threat, 29 de junio
  3. Senegal: The State must move from commitment to strong action to protect talibé children, 12 de diciembre
  4. Cualquier marejada podría ahogarnos. Historias de la crisis climática, 3 de noviembre
República de Senegal
Jefe del Estado: Macky Sall
Jefe del gobierno: Amadou Ba (desde septiembre)