1961-2021: 60 años actuando por los
derechos humanos en todo el mundo

Finlandia

Información extraída de nuestro INFORME 2020/21

Persistió la dificultad de reagrupar a familias refugiadas debido a obstáculos legislativos y prácticos. La violencia sexual contra mujeres a manos de sus parejas aumentó durante la pandemia de COVID-19. Muchas prestaciones de seguridad social seguían siendo insuficientes.

Personas refugiadas y solicitantes de asilo

En marzo, el Defensor de la No Discriminación publicó un estudio sobre la reagrupación familiar de niños y niñas beneficiarios de protección internacional. En casi la mitad de los 66 casos examinados, las justificaciones para denegar la reagrupación habían sido demasiado restrictivas, y tanto el proceso como sus resultados habían hecho peligrar los derechos de los niños y niñas. La trabas legislativas y prácticas —como el requisito de unos ingresos altos— seguían obstaculizando la reagrupación familiar.

Finlandia continuó deteniendo a menores no acompañados, así como a familias con hijos, por su condición de inmigrantes. Las reformas jurídicas de 2016 y 2019 seguían poniendo a las personas solicitantes de asilo en riesgo de devolución (refoulement) a un país donde corrían peligro real de persecución.

Uso excesivo de la fuerza

En febrero, el Tribunal Supremo confirmó el fallo dictado contra un agente de policía por haber hecho uso excesivo de la fuerza. El agente había usado un arma Taser sin previo aviso contra un hombre que se negaba a tumbarse en el suelo en 2015. También en febrero, un tribunal de distrito declaró a un agente de policía culpable de incumplimiento del deber por haber utilizado en 2018 un arma Taser contra una mujer en estado de intoxicación. En septiembre, un agente de policía fue declarado culpable de agresión con agravantes e incumplimiento del deber por haber hecho en 2019 uso excesivo de la fuerza contra un hombre esposado bajo custodia policial a quien hubo que reanimar.

Lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI)

En febrero, un grupo de trabajo publicó su propuesta de reformar la legislación para aumentar la protección de las personas que aspiraban al reconocimiento legal de su género.

Violencia contra mujeres y niñas

En febrero, junio y diciembre se inauguraron nuevos centros de apoyo a víctimas de agresión sexual en Oulu, Pori y Rovaniemi.

En julio, un grupo de trabajo publicó sus recomendaciones para que la legislación sobre violación fuera compatible con las normas internacionales.

De enero a junio, con las restricciones debidas a la COVID-19, los informes de violencia contra mujeres a manos de sus parejas y el número de víctimas que solicitaban apoyo aumentaron considerablemente.

En octubre se presentó un programa gubernamental para combatir la violencia contra las mujeres.

Derecho a la privacidad

En junio, el Defensor de la Protección de Datos presentó su primer informe anual, en el que señalaba que la supervisión pública del uso de la vigilancia era complicada por la falta de detalle tanto en las solicitudes presentadas al tribunal como en las decisiones sobre vigilancia adoptadas por las autoridades.

Objetores y objetoras de conciencia

Al final del año había 33 personas objetoras de conciencia que, tras haber sido absueltas la primera vez por los tribunales, se habían negado de nuevo a hacer el servicio militar. Al menos 19 de ellas fueron declaradas posteriormente culpables y condenadas a hasta casi seis meses de privación de libertad, en la mayoría de los casos en forma de seguimiento electrónico. El cumplimiento del servicio alternativo al servicio militar seguía siendo punitivo y discriminatorio, ya que duraba más del doble que el servicio militar en su versión más breve.

Derecho a la seguridad social

Muchas prestaciones de seguridad social se mantuvieron por debajo de lo establecido en la Carta Social Europea, a pesar de que se realizaron ligeras mejoras en algunos grados de ayuda. En marzo y septiembre se hicieron algunas mejoras más en la cobertura de la seguridad social y los grados de prestación debido a la pandemia de COVID-19, pero sólo con carácter provisional.

Indígenas samis

Finlandia continuó sin ratificar el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que permitiría mejorar la vigilancia de los derechos de la población indígena sami.

A continuación puedes ver contenidos relacionados con este país.

República de Finlandia
Jefe del Estado: Sauli Niinistö
Jefa del gobierno: Sanna Marin

Noticias

Ver más noticias

Artículos

Análisis, opinión, historias personales y otros

Ver más artículos

Documentos

Ver más documentos