Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Encarcelados por cargos “absurdos” tres activistas contra la corrupción

Liu Ping, activista anticorrupción, encarcelada por formar parte del Movimiento de Nuevos Ciudadanos. © Private

Hoy han sido encarcelados tres activistas contra la corrupción por el simple hecho de ejercer su derecho a la libertad de expresión y reunión y deben ser puestos en libertad de inmediato y sin condiciones, ha manifestado Amnistía Internacional.

Liu Ping y Wei Zhongping han sido condenados a seis años y medio de cárcel por el Tribunal de Distrito de Yushui de la ciudad de Xinyu, provincia de Jiangxi, mientras que Li Sihua ha sido condenado a tres  años.

Los tres habían sido acusados de “reunión ilegal”, cargo se me sustituyó posteriormente por otro más grave, “buscar pelea y causar alboroto”. Liu Ping y Wei Zhongping fueron acusados también de “congregar a una multitud para alterar el orden en un lugar público” y de “utilizar un culto diabólico para menoscabar el cumplimento de la ley”.

“Los cargos contra estos activistas eran absurdos desde el primer momento –ha señalado William Nee, investigador de Amnistía Internacional sobre China–. Mantener una pequeña reunión privada y sacar una pancarta en un vestíbulo en demanda de transparencia económica de las autoridades no constituye en modo alguno ‘buscar pelea’ ni ‘reunión ilegal’.

“Las severas condenas son sólo la última muestra de la represión ejercida por motivos políticos contra el Movimiento Nuevos Ciudadanos.  Los activistas son presos de conciencia y deben ser puestos en libertad de inmediato y sin condiciones”, ha añadido William Nee.

El juicio de los tres activistas se celebró ante el Tribunal del Distrito de Yushui, en la ciudad de Xinyu, provincia de Jiangxi,  en diciembre de 2013, tras su detención, a principios de año, a raíz de que exigieran que los altos cargos declaren sus bienes e intereses económicos. Forman parte, junto con decenas de personas más, del Movimiento Nuevos Ciudadanos, holgada red de activistas que intentan promover la transparencia en el gobierno y denunciar la corrupción y que sufrieron detenciones y persecución durante el año pasado.

El tribunal sustituyó el cargo de “reunión ilegal” por otro más grave, a saber, “buscar pelea y causar alboroto”, seis meses después del juicio y apenas unos días antes de la sentencia. Debido a este repentino cambio, los abogados de Liu Ping, Si Weijiang y Yang Xuelin, fueron informados de la fecha en que se iba a dictar sentencia con sólo dos días de antelación. Fue un incumplimiento de la obligación por ley de avisar con al menos tres días de antelación e impidió a los abogados asistir a la vista, porque tenían ya otras comparecencias judiciales.

Según la información disponible, Liu Ping fue torturada bajo custodia y no se permitió a su hija ni a su madre asistir al juicio.

Xu Zhiyong, jurista de Pekín y destacada figura del Movimiento Nuevos Ciudadanos,  fue condenado a cuatro años de prisión en enero. El abogado Ding Jiaxi fue condenado a tres años y medio; Li Wei y Zhang Baocheng, a dos, y Zhao Changqing, a dos años y medio, en abril.

Pu Zhiqiang, que había sido abogado defensor de Liu Ping, fue detenido formalmente el 13 de junio por “buscar pelea y causar alboroto” y “conseguir ilegalmente información personal” tras haber asistido, a principios de mayo, a un seminario para conmemorar el 25 aniversario de la represión de la plaza de Tiananmen.