Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Pobreza: la peor crisis de derechos humanos

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 17.380 firmantes

Petición antes del cierre

La pobreza esconde violaciones de derechos humanos. Por ello, resulta imprescindible que sus víctimas puedan denunciar la vulneración de derechos como la salud, la vivienda o la educación.

¡Paso histórico en la protección de los derechos humanos!

El pasado 24 de septiembre de 2009, más de veinte Estados, entre ellos España, firmaron  en la Asamblea General de Naciones Unidas el Protocolo Facultativo al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Este nuevo instrumento permite el acceso a la justicia a las personas que han visto vulnerados sus derechos económicos, sociales y culturales. A pesar de que para que entre en vigor se necesitan 10 Estados que lo ratifiquen, las firmas de 20 Estados suponen sin duda alguna un hito histórico en la protección de estos derechos.

Desde la Sección española de Amnistía Internacional hemos contribuido con cerca de 18.000 firmas, que se presentaron en la Asamblea General de la ONU. Gracias a vuestro apoyo hemos conseguido un gran impulso para que los Derechos Económicos, Sociales y Culturales sean considerados como verdaderos derechos humanos, y para que se equiparen los derechos de todas las víctimas.

¡Gracias a todas las personas que se han sumado a esta acción!

 

Petición original:

La pobreza esconde violaciones de derechos humanos. Por ello, su protección es una pieza esencial para cualquier solución a la misma. De hecho, la pobreza representa la peor crisis de derechos humanos del mundo. Quienes viven en ella hablan de si sus hijos e hijas pueden ir a la escuela o de si su casa será demolida, del miedo a la violencia, a que se les trate como a criminales, a que se les excluya de las decisiones, de arrestos arbitrarios, de perder sus medios de vida, de ser marginadas, de no tener acceso a la justicia.

La relación recíproca entre la pobreza y las violaciones de derechos humanos es particularmente manifiesta en casos como los de las mujeres que mueren durante el embarazo por la falta de acceso o servicios de salud, las personas que habitan en barrios marginales o quienes sufren abusos por parte de empresas multinacionales.

En el mundo 4.000 millones de personas están excluidas del Estado de Derecho. La falta de acceso a la justicia es el denominador común entre quienes viven en la pobreza. Es necesario que las personas que viven en la pobreza puedan exigir sus derechos humanos.

El 10 de diciembre de 2008, la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó por consenso el Protocolo Facultativo al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Este instrumento posibilitará que las víctimas de vulneraciones de derechos como la salud, la vivienda o la educación puedan solicitar protección y reparación. Para que entre en vigor, al menos 10 Estados deben firmarlo y ratificarlo.

España puede convertirse en un actor decisivo siendo de los primeros estados en firmarlo y ratificarlo y promoviendo que otros Estados lo hagan.

Pide la firma y ratificación del Protocolo para que quienes viven en la pobreza tengan acceso a la justicia.