Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Suecia

Información extraída de nuestro Informe 2017/18

Las autoridades no adoptaron estrategias eficaces para prevenir ataques racistas y xenófobos. La violación y otras formas de violencia sexual contra las mujeres y las niñas seguían siendo generalizadas, pero hubo pocas condenas. Las personas romaníes seguían sufriendo discriminación. Los tribunales condenaron a varias personas por crímenes de derecho internacional cometidos en Siria y Ruanda.

Las medidas temporales de emergencia introducidas en 2016 impidieron que las personas solicitantes de asilo a las que se había concedido protección subsidiaria tuvieran derecho a la reunificación familiar. Durante su visita a Suecia en octubre, el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa recomendó que Suecia retirara dichas medidas.

En febrero, el Tribunal de Apelación Svea confirmó la condena de cadena perpetua de un ciudadano sueco de origen ruandés que había sido declarado culpable en Suecia de genocidio y otros crímenes cometidos en Ruanda en 1994.

En mayo, el mismo tribunal confirmó la cadena perpetua de un ciudadano sirio que había sido declarado culpable de crímenes de guerra en Suecia por las ejecuciones extrajudiciales de siete soldados del ejército sirio.

En septiembre, un sirio que había servido en el ejército sirio fue declarado culpable de crímenes de guerra por el Tribunal de Distrito de Södertörn y condenado a ocho meses de prisión por violar la dignidad de cinco personas muertas o gravemente heridas al posar en una fotografía con el pie sobre el pecho de una de las víctimas.

Suecia continuaba sin considerar la tortura como delito en su legislación nacional.

Los ciudadanos romaníes de Rumania y Bulgaria, que subsistían gracias a la mendicidad, continuaban siendo sometidos a hostigamiento y negación de servicios básicos como vivienda, agua y saneamiento, educación y atención médica subvencionada. En septiembre, Vellinge, en el sur de Suecia, fue el primer municipio sueco en prohibir la mendicidad, y uno de los principales partidos políticos declaró su intención de aplicar la misma medida a nivel nacional. La decisión de Vellinge se declaró posteriormente contraria a la Ley de Orden Público, y el asunto quedó pendiente del resultado de una apelación. Los prejuicios contra las personas romaníes de otros países de la UE eran generalizados.

La violación y otras formas de violencia sexual contra las mujeres y las niñas seguían siendo generalizadas. En diciembre, basándose en una propuesta de la Comisión sobre Delitos Sexuales, creada en 2014, el gobierno presentó al consejo jurídico un proyecto de legislación que incluía una definición de la violación y de los abusos sexuales basada en el consentimiento.

Los índices de falta de procesamiento en los casos de violación seguían siendo motivo de gran preocupación. El número de violaciones denunciadas a la policía aumentó un 14% durante la primera mitad del año en comparación con el mismo periodo de 2016 (de 2.999 a 3.430). Entre enero y junio de 2017 se decidió iniciar procesamiento en sólo 111 casos, según estadísticas oficiales preliminares.

Reino de Suecia
Jefe del Estado: rey Carlos XVI Gustavo
Jefe del gobierno: Stefan Löfven
Ver más contenidos