Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Fiyi

Información extraída de nuestro INFORME 2022/2023

Se recurrió a leyes represivas y demandas por difamación para silenciar a las personas críticas con el gobierno. Una nueva ley electoral discriminaba a las mujeres casadas. Se hizo rendir cuentas a miembros de las fuerzas de seguridad por malos tratos infligidos en el pasado, pero continuaron denunciándose casos de empleo de fuerza innecesaria o excesiva por parte de la policía contra personas sospechosas.

Información general

Las elecciones del 14 de diciembre trajeron consigo el primer cambio de gobierno desde el golpe de 2006, y el ex primer ministro Rabuka logró la mayoría de los apoyos parlamentarios. Una de sus primeras medidas como jefe de gobierno fue retirar oficialmente las prohibiciones de viajar —de motivación política— que pesaban sobre el rector de la Universidad del Sur del Pacífico, Pal Ahluwalia, y sobre la académica fiyiana Padma Lal.

Los jefes de gobierno congregados en la reunión del Foro de las Islas del Pacífico, que se celebró en julio en Fiyi, acordaron solicitar a la Corte Internacional de Justicia una opinión consultiva sobre las obligaciones que tenían los Estados, en virtud del derecho internacional, en cuanto a la protección de las generaciones presentes y futuras contra los efectos adversos del cambio climático.

Libertad de expresión

La Ley de Orden Público (reformada en 2012) y la Ley de Desarrollo del Sector de los Medios de Comunicación de 2010 seguían restringiendo la libertad de expresión, al tiempo que se recurría a demandas por difamación y a otros procedimientos de motivación política para atacar a miembros de la oposición política y otras personas críticas con el gobierno.

En noviembre, el abogado Richard Naidu fue declarado culpable de desacato por haber resaltado en las redes sociales un error ortográfico aparecido en la sentencia de un tribunal. Naidu tenía intención de apelar, y tanto Amnistía Internacional como otras organizaciones no gubernamentales y de juristas pidieron a las autoridades que anularan el fallo condenatorio.1

En agosto, el abogado y político Aman Ravindra Singh fue condenado in absentia a 10 meses de prisión por desacato al tribunal por no haber pagado una multa que se le había impuesto en 2018 en una demanda por difamación presentada contra él por los entonces primer ministro y fiscal general por haber publicado en Facebook mensajes en que los criticaba.

En febrero suscitaron preocupación las restricciones impuestas a la cobertura informativa sobre una visita del ministro de Asuntos Exteriores chino a Fiyi.

Violencia y discriminación por motivos de género

Un estudio publicado en mayo por la Universidad del Sur del Pacífico concluyó que el 80% de las periodistas de Fiyi sufrían acoso sexual en el trabajo.

El Tribunal Superior no llegó a resolver antes del cierre del censo electoral para las elecciones parlamentarias de diciembre el recurso de apelación interpuesto contra una nueva ley electoral que discriminaba a las mujeres. Preocupaba que la ley obstaculizara la participación de las mujeres en el proceso político, ya que exigía a las que desearan votar con su nombre de casadas solicitar un cambio de nombre en su partida de nacimiento.

Tortura y otros malos tratos

En mayo, un agente de policía fue apartado del servicio tras haberse difundido unas imágenes de vídeo en las que aparecía agrediendo fuertemente a un conductor de autobús durante su detención en la ciudad de Labasa.

En agosto, 2 militares y 3 agentes de policía fueron condenados a 4 años de cárcel cada uno por haber agredido sexualmente a un preso que se había fugado, de nombre Iowane Benedito, en 2012. En el caso de 2 de ellos (un militar y un policía), que ya estaban cumpliendo condena por la violación de dos hombres en 2014 —Vilikesa Soko (que murió a consecuencia de las lesiones sufridas) y Senijeli Boila—, el cumplimiento de la nueva condena se consideró simultáneo al de la primera, con lo que su periodo de reclusión previsto permaneció inalterado.

Rendición de cuentas de las empresas

En abril, el Tribunal Superior de Suva sancionó con una multa de un millón de dólares fiyianos (aproximadamente 433.000 dólares estadounidenses) a una promotora inmobiliaria —vinculada a China, según los medios de comunicación— por la destrucción de manglares y de un arrecife de coral durante un proyecto de urbanización para el turismo en la isla de Malolo.

  1. Fiji: Contempt proceedings over highlighting spelling mistake inject climate of fear, 9 de agosto
República de Fiyi
Jefe del Estado: Wiliame Maivalili Katonivere
Jefe del gobierno: Sitiveni Ligamamada Rabuka (sustituyó a Frank Bainimarama en diciembre)